Lo que veis en la imagen es la más reciente incorporación a las tiendas Apple Store. Se trata de una máquina que reemplaza 'automágicamente' las pantallas de los iPhone dañados.

Lo que hace la máquina es calibrar y ajustar la nueva pantalla para que el iPhone salga como nuevo. La reparación, por supuesto, no es gratuita. Recientemente Apple ha comenzado a ofrecer un nuevo servicio por el que sustituye pantallas rotas en la misma tienda, sin tener que enviar el terminal a un taller, y sin reemplazar el iPhone por otro nuevo.

Advertisement

Reemplazar la pantalla cuesta 149 dólares. Reemplazar el teléfono costaba 229. Se calcula que Apple se va a ahorrar en torno a mil millones de dólares al año con este cambio. [512Pixels via 9to5Mac]