Photo: Preview

A veces ni la mejor de las fundas garantiza que tu móvil vaya a sobrevivir a la caída, pero no son fundas como esta. La ha creado un joven ingeniero alemán de la Universidad de Aalen llamado Philip Frenzel y está dotada de cuatro resortes que se despliegan en un instante en cuanto el móvil detecta una caída.

El invento es realmente ingenioso. La funda no tiene apenas electr√≥nica. No la necesita si tenemos en cuenta que va a ir pegada precisamente a un dispositivo dotado de sensores de √ļltima generaci√≥n. Lo que hace es conectarse al m√≥vil y aprovechar el aceler√≥metro de este para detectar cuando el m√≥vil cae libremente en el aire.

Cuando esto ocurre, el smartphone env√≠a una se√Īal a la funda y esta reacciona desplegando ocho finas l√°minas de metal que se curvan hacia afuera y hacen rebotar el conjunto de forma completamente inofensiva para el smartphone. Para devolver la funda a su estado normal basta con estirar las l√°minas y volver a meterlas en las ranuras de la funda.

Advertisement

Frenzel ha sido galardonado con el primer premio de la Sociedad Alemana de Mecatrónica y ya ha patentado su creación. El ingeniero ya ha emprendido el camino para comercializar su idea. No sería raro que la veamos próximamente en Kickstarter. [SWR vía Techcrunch]