J. Faivovich y C. Taboada

No hay trampa ni cartón, lo que estás viendo es la primera rana fluorescente descubierta en el planeta. Un hallazgo encontrado a las afueras de Santa Fe (Argentina) que ha dejado perplejo a los investigadores. La rana punteada (Hypsiboas punctatus) tenía un secreto que desconocíamos hasta ahora.

Cuando hablamos de la H. Punctatus nos referimos a una especie de anfibio de la familia Hylidae. Una rana que habita en muchas partes de Sudamérica y que puede vivir en una gran variedad de hábitats naturales. Los científicos del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia en Buenos Aires realizaron el descubrimiento por accidente, mientras estaban estudiando el pigmento de las ranas arbóreas (una especie común en todo el continente).

¿Cómo puede ocurrir esto? Lo primero que hay que explicar es que se trata del primer caso conocido de fluorescencia en un anfibio. Cuando hablamos de ella nos referimos al fenómeno físico que tiene la capacidad de absorber la luz a una determinada longitud de onda y de volver a emitir la luz a unas longitudes de onda mayores.

La rana fluorescente / J. Faivovich y C. Taboada

Los investigadores habían encontrado que la rana punteada utilizaba una combinación de emisiones glandulares y linfáticas para la fluorescencia. Los estudios posteriores demostraron que el rasgo realzaba el brillo de la rana en un 19-29% dependiendo del nivel de luz ambiental en su entorno. Según han explicado los investigadores:

Esto es muy diferente a los fluoróforos que se encuentran en otros vertebrados, los cuales suelen ser proteínas.

El descubrimiento abre una posibilidad a que en el futuro podamos encontrar otros anfibios que puedan hacer uso de la flurorescencia, particularmente aquellos con piel traslúcida similar a la Hypsiboas punctatus. [Nature vía Scientific American]