Imagen: WC

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha lanzado una advertencia a los dueños de los perros: se recomienda mucha precaución a la hora de comprar huesos en forma de golosinas. Hasta 68 casos de intoxicación con muertes han dado la señal de alarma.

Hasta ahora, era normal que la administración advirtiera sobre alimentar a las mascotas con restos de huesos de la comida, principalmente porque esos huesos cocidos pueden astillarse fácilmente y dañar el tracto digestivo.

Sin embargo, ahora la advertencia se extiende a los productos disponibles en tiendas, incluidos los huesos que se han procesado, aromatizado y envasado específicamente para perros. La FDA dice que ha recibido informes de enfermedades con golosinas de hueso, incluidas las que se comercializan como “huesos de jamón”, “de cerdo”, “de costillas” y “ahumados”.

Imagen: Flickr

De los 68 casos reportados, en al menos 15 los perros han muerto como resultado de los huesos en mal estado. En el resto experimentaron enfermedades gastrointestinales que condujeron a vómitos, diarrea, sangrado del recto y tractos digestivos bloqueados. Según la agencia, algunos de estos productos también pueden haberse secado al hornear o ahumar y pueden contener condimentos y conservantes.

Advertisement

Por tanto, la recomendación que dan, sin especificar algún producto o marca en particular ni pedir su retirada, es que se “consideren otras opciones”. Mientras, la administración ha pedido a los dueños de mascotas que informen sobre problemas relacionados con estos “snacks” para perros en su página web de denuncia de productos. [FDA vía Quartz]