Todavía no hemos llegado al futuro en el que un ejército de sensores láser nos registre la retina para personalizar los anuncios que vemos, pero poco falta. La popular cadena de supermercados británicos Tesco comenzará a utilizar sistemas de reconocimiento facial para afinar más su publicidad en el punto de venta.

El sistema ha sido desarrollado por Quividi y Armscreen, y consta de unas peque√Īas c√°maras montadas sobre las pantallas que muestran anuncios en los autoservicios de las gasolineras Tesco. Las c√°maras examinan la cara de los clientes que hacen cola para pagar, y calculan la edad y sexo de la persona. Un sistema en tiempo real elige entonces el siguiente anuncio a emitir en la pantalla para que pueda ser m√°s acorde con los intereses de la persona (o de la media de personas que haya en cola).

Advertisement

El sistema también es un eficaz medidor de audiencias que incluso cuenta el tiempo que pasamos mirando a la pantalla. La publicidad también variará en función de la hora del día y la fecha. Tanto Tesco como sus socios en este proyecto aseguran que los datos que recopila esta nueva plataforma de publicidad son anónimos. Las pantallas que nos mirarán a la cara se instalarán en 450 estaciones de servicio del Reino Unido. [AMS Screen]