Las autoridades estadounidenses y canadienses están asustadas y con razón tras un accidente de avión en Ontario, Canadá, el domingo por la noche. ¿Qué ocurrió? Que no hay absolutamente ningún rastro que quién iba en el avión, dando pie a uno de los misterios más raros en lo que llevamos de año.

El supuesto “avión fantasma” era un Cessna 172 alquilado con base en Michigan, uno que descendió a la nieve cerca de la orilla norte del Lago Superior, alrededor de las 11:30 p.m. del miércoles por la noche en las inmediaciones de Marathon, Ontario, según la web AVweb.com.

La parte espeluznante de la historia es que la policía local no reportó señales de un piloto en el sitio del accidente. No había huellas ni rastro de ningún tipo en la nieve y el avión estrellado estaba vacío. El avión se había estrellado después de quedarse sin combustible durante el piloto automático.

De acuerdo con el sitio wawa-news.com, el plan de vuelo se estableció para hacer una ruta desde Ann Arbor hasta Harbor Springs, Michigan, pero el avión sobrepasó la ruta y terminó en Canadá. La Policía de Ontario afirma que el accidente ahora es parte de un caso de personas desaparecidas que está siendo investigado por el Departamento de Policía de la Universidad de Michigan.

La distancia de 753 kilómetros desde Ann Arbor hasta el lugar del accidente se encuentra justo debajo del rango de los 814 kilómetros de la aeronave. Entonces, ¿qué significa todo esto exactamente? ¿Nadie notó a este pequeño avión haciendo un gran desvío sobre el lago en el radar? ¿Alguien saltó sobre el Lago Superior en marzo?

Advertisement

Todo lo que sabemos con certeza es que un maldito avión se estrelló con ningún piloto dentro. Y no podemos explicarlo.