Los fabricantes del Ripsaw EV-3 F1 aseguran que su vehículo es el todoterreno más extremo jamás fabricado, y uno no puede evitar darles la razón. Definirlo es difícil. Es como si unes la carrocería de un deportivo a un par de tractores de oruga como los de los tanques y a un motor con la potencia de un camión.

Las cifras del Ripsaw se ajustan mucho a esta descripción. Es capaz de alcanzar una velocidad de 120 kilómetros por hora sobre terrenos en los que un todoterreno normal no llegaría ni a la mitad. El habitáculo es monoplaza y flota sobre las ruedas con una suspensión tan bestia que su recorrido es de 40 centímetros.

Foto: Ripsaw
Foto: Ripsaw

Advertisement

Foto: Ripsaw
Foto: Ripsaw
Foto: Ripsaw

Advertisement

El conjunto pesa 3.315 kilos y se mueve gracias a un motor Hellcat Hemi V8 de casi 1.500 caballos. Estas son, no obstante, sus especificaciones máximas. Se pueden rebajar a unos 500 caballos para un máximo de 88 kilómetros por hora.

Se puede elegir una configuraci√≥n de tanque √ļnico o doble tanque de gasolina para un m√°ximo de 230 litros de carburante. Si lo tuyo son los veh√≠culos familiares, hay un Ripsaw con capacidad para cuatro tripulantes (v√≠deo sobre estas l√≠neas), aunque no parece tener maletero. [Ripsaw Tank v√≠a New Atlas]