Un robot de aspecto adorable buscando desesperadamente amigos en un mundo post-apocalíptico completamente vacío. L3.0 tiene un comienzo que recuerda mucho al de la película Wall-E, pero el final es de esos que no llaman precisamente a los buenos sentimientos.

Giros dramáticos del guión aparte, el corto es digno de verse por el excelente nivel técnico del que hacen gala en el diseño de escenarios, el uso de imágenes reales modificadas, las texturas o la iluminación. L3.0 ha sido diseñado y producido por la escuela francesa de vídeo y animación Isart Digital. [vía Isart Digital]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)