Tanto los drones como los helicópteros requieren del uso de un rotor en la cola o rotores colocados en direcciones opuestas para evitar que giren sin control. Pero este los diseñadores de este dron han conseguido la forma de que pueda volar y ser controlado usando únicamente una hélice, y es impresionante.

Su nombre es el Monospinner y básicamente es el dron con el diseño más simplificado y práctico que existe. Al no contar con rotores tradicionales su diseño se basa en un balance tan perfecto como asimétrico que le permite volar sin desviarse y con control casi absoluto. Quizás no puede ser controlado de una forma tan exacta como un dron comercial, pero no está nada mal para un gadget volador con una sola parte móvil.

Evidentemente esta clase de dron no está diseñada capturar vídeos ni fotos desde el aire, pero sus responsables aseguran que el Monospinner está ideado para comprobar que un dron no requiere de cuatro hélices y un diseño tradicional para poder volar de forma precisa y ser manejado a control remoto. [vía IEE Spectrum]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Click here to view this kinja-labs.com embed.