GIF: Viralhog (YouTube)

Parece una escena tomada de una película apocalíptica, pero es muy real. Sucedía en Coahoma, Texas. El viento y la sequía levantan toneladas de polvo y arena de la superficie del suelo y crean una nube baja de cientos de metros de altura que engulle todo a su paso.

El vídeo fue grabado por un habitante de Coahoma que aprovechó los instantes previos al fenómeno para hacer volar su dron y captar unas impresionantes tomas de la tormenta.

Las tormentas de polvo y arena son relativamente comunes en las grandes planicies de Estados Unidos. Suelen suceder en primavera y oto√Īo, y los habitantes de Texas saben que su color es una pista bastante fiable de su composici√≥n: Si la nube es anaranjada o amarilla, es una tormenta de arena. Si es marr√≥n, es de polvo. A veces alcanzan kil√≥metros de altura y son visibles desde el espacio.

El hecho de que no sean infrecuentes, no significa que sean inofensivas. Reducen la visibilidad a cero, lo que hace pr√°cticamente imposible cualquier desplazamiento mientras dure la tormenta. En zonas urbanas, la capa de fino polvo provoca da√Īos de distinta consideraci√≥n, pero a las √°reas rurales no les va mejor. El suelo del que procede el polvo pierde nutrientes y la acumulaci√≥n en otros lados puede da√Īar las cosechas. La exposici√≥n prolongada a la nube provoca problemas respiratorios y si el polvo es muy fino entra en los hogares incluso con las ventanas cerradas. [ViralHog]