Este martes, el ministerio de defensa ruso anunció que su prototipo del Altius-U, su versión de los drones RQ-4 Global Hawk y Predator de Estados Unidos, realizó su primer vuelo con éxito. La idea es que en un futuro pueda despegar armado con toneladas de bombas.

Tal y como han explicado, el Altius-U es un dron de seis toneladas que se elevó a los cielos durante 32 minutos. El prototipo llevaba equipos de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) durante el vuelo de prueba, explicó a Business Insider Samuel Bendett, investigador de la CNA, “el dron estará armado para llevar a cabo ataques de precisión y podrá transportar hasta una tonelada”, cuenta Bennett.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, el Altius-U es capaz de volar durante 24 horas, lo que le permite moverse mucho más allá de las fronteras de Rusia, aunque según Bendett, pasará bastante tiempo antes de que el dron forme parte del arsenal ruso de forma oficial. [Business Insider]