Makerbot es una de los fabricantes más conocidos de impresoras 3D. La compañía acaba de dar un paso más hacia ese extraño futuro en el que crearemos nuestros propios objetos en casa con el lanzamiento de Makerbot Digitizer, un escáner 3D doméstico cuyas cámaras capturan la forma de cualquier objeto y la trasladan a un modelo computerizado.

En combinación con una impresora 3D, sea de Makerbot o de otras marcas, el escáner se convierte, literalmente, en una fotocopiadora de objetos. Eso por no mencionar que pone al alcance de cualquiera el crear fácilmente un modelo 3D para imprimir. Tan sólo necesitamos un objeto que haga de original. Por supuesto, aquellos que tengan conocimientos de modelado 3D pueden también modificar el diseño como mejor les parezca.

Makerbot Digitizer no es barato. Su precio de salida es de 1.400 dólares. No obstante, es un paso más hacia la popularización de esta tecnología, y un paso más hacia el previsible debate que se avecina sobre la propiedad intelectual del diseño de los objetos más cotidianos. [MakerBot]