Construir sobre un vasto mar de arena es todo un reto que los arquitectos del estudio chino Plat Architects han resuelto de manera muy ingeniosa en este hotel de lujo. El establecimiento se llama Desert Lotus y ofrece todo tipo de comodidades en mitad de una de las regiones más remotas del planeta.

Advertisement

El Desert Lotus no tiene cimientos tradicionales. En lugar de ello se asienta sobre una amplia plataforma de metal lastrada con arena que evita que el cambiante paisaje de la zona comprometa la estructura del hotel al moverse.. Para su construcción no se ha empleado agua ni cemento. Las paredes están construidas a base de un compuesto del material más abundante en los alrededores: Arena. La estructura está rematada por una cubierta de velas que desvían el calor del sol y ayudan a mantener la temperatura sin recurrir a un exceso de aires acondicionados.

El Desert Lotus está en mitad de la nada (Pekin está a 800 kilómetros de distancia). La razón de ser de ubicar un hotel aquí también está ligada a la tecnología. La ciudad más cercana es Baotou, cuna de la región minera de de Bayan Obo donde se obtiene más de la mitad de los minerales extremadamente raros que se utilizan en el mercado electrónico mundial.

La minería ha generado mucha riqueza en esa región y los nuevos hombres de negocios de Baotou, en su mayoría chinos, se relajan en el Desert Lotus mientras contemplan atracciones típicas de esa región del mundo. Os dejamos con algunas fotos más de sus instalaciones. [The Atlantic]

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Fotos: Feng Li / Getty Images.