Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este fármaco para perder peso ha conseguido lo que ningún otro ha logrado hasta ahora

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: llorara (Pixabay)

Además de los cambios en el estilo de vida, actualmente para combatir la obesidad hay dos opciones potenciales que pueden ayudar: cirugía bariátrica y medicamentos para bajar de peso. Un nuevo fármaco podría ser la solución a todos los males.

La cirugía bariátrica es invasiva y conlleva riesgos y complicaciones. En cuanto a los medicamentos actuales, no siempre funcionan y también pueden tener sus propios efectos adversos. Por eso el nuevo hallazgo podría abrir nuevas puertas para tratar a los pacientes con obesidad.

Se trata de un tratamiento experimental probado recientemente por científicos y detallado en un estudio publicado esta semana. En el mismo, casi 2.000 adultos obesos en 16 países diferentes tomaron una dosis semanal de un medicamento llamado semaglutida que ya se usa en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Un grupo de control tomó solo un placebo, en lugar del medicamento. Además, ambos grupos recibieron un curso de intervención en el estilo de vida diseñado para promover la pérdida de peso.

Advertisement

Al final del ensayo todos los participantes que tomaron el placebo perdieron una cantidad clínicamente insignificante de peso. Sin embargo, los que tomaron semaglutida tuvieron efectos pronunciados.

Cuentan los investigadores que tras 68 semanas de tratamiento con el fármaco, el cual suprime el apetito debido a una variedad de efectos en el cerebro, los participantes que tomaron semaglutida perdieron en promedio un 14,9 por ciento de su peso corporal. No solo eso: más del 30 por ciento del grupo perdió más del 20 por ciento de su peso corporal.

Los resultados indican que el medicamento es hasta dos veces más efectivo que los existentes para bajar de peso, acercándose al tipo de eficacia de las intervenciones quirúrgicas. Según la investigadora de obesidad Rachel Batterham:

Ningún otro fármaco se ha acercado a producir este nivel de pérdida de peso; esto realmente cambia las reglas del juego. Por primera vez, las personas pueden lograr mediante medicamentos lo que solo fue posible mediante la cirugía para bajar de peso.

Advertisement

De hecho, los participantes también registraron mejoras en otras áreas, mostrando reducciones en varios factores de riesgo cardiometabólico y reportando mejoras en la calidad de vida.

Por el contrario, la dosis de semaglutida mostró algunos inconvenientes en forma de efectos temporales de leves a moderados (en los grupos de semaglutida y placebo), incluidas náuseas y diarrea.

Advertisement

Ahora se necesitarán más pruebas y ensayos para confirmar la validez del fármaco para combatir la obesidad. Y aún así, nunca sería la panacea por sí solo, como recuerda explica el nutricionista Tom Sanders, profesor del King’s College de Londres, “si bien medicamentos como este pueden resultar útiles a corto plazo para obtener una pérdida de peso rápida en casos de obesidad grave, no son una fórmula mágica para prevenir o tratar grados menos graves de obesidad. Aún se necesitan medidas de salud pública que fomenten cambios de comportamiento, como la actividad física regular y la ingesta moderada de energía en la dieta”, zanjó el experto. [The New England Journal of Medicine vía ScienceAlert]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our `newsletter`