El papel entra por un extremo, varios rodillos lo doblan al pasar y llega al otro extremo del cañón listo para ser disparado. Todo de forma automática y en unos segundos. Si este no es el invento casero más ingenioso en la historia de la papiroflexia, está muy cerca.

Advertisement

Su creador es un alem├ín que asegura haberlo fabricado casi al completo con impresoras 3D. Y hasta el ruido que produce es conmovedor. Pero, ahora en serio: convertido en juguete podr├şa ser un ├ęxito mundial. De hecho es raro que no haya aparecido a├║n en alguna p├ígina de crowdfunding. Si no lo has visto a├║n en acci├│n, debajo el v├şdeo. [v├şa Sploid]

***

Psst! tambi├ęn puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)