Se llama Martin Phillips y es propietario de una tienda de herramientas en Reino Unido. Cuando cumpli√≥ 40 a√Īos, sus amigos le regalaron una pieza del ic√≥nico caza brit√°nico, el Spitfire de la Segunda Guerra Mundial, con un reto: construir a mano una r√©plica funcional. Con 54 a√Īos, Phillips gan√≥ la apuesta.

A Martin le llev√≥ la reconstrucci√≥n pieza a pieza nada menos que 14 a√Īos y un mill√≥n de libras, pero el hombre se las ingeni√≥ para recorrerse el mundo y conseguir todos y cada uno de los recambios necesarios, piezas de otros cazas, de m√°quinas que ya no exist√≠an e incluso un ala vieja que se oxidaba en el Reino Unido. Seg√ļn explic√≥ en el 2013, d√≠a que lo inaugur√≥ con 54 a√Īos:

Muchas veces pens√© que nunca se completar√≠a, pero jam√°s me di por vencido. Es un gran alivio haber terminado. Ahora me siento un poco avergonzado, pensando que en estos aviones se metieron ni√Īos en la Segunda Guerra Mundial y murieron en ellos.

El Spitfire fue el √ļltimo s√≠mbolo del esfuerzo en la guerra de Gran Breta√Īa. Un caza monoplaza brit√°nico usado por la Royal Air Force y Aliados que fue dise√Īado por R.J. Mitchell. [Great Big Story]

Advertisement