Este peque√Īo electroestimulador est√° espec√≠ficamente dise√Īado para hacer llorar al que lo lleva, pero no es en absoluto una mala cosa. Est√° pensado para los pacientes que sufren una dolorosa condici√≥n llamada s√≠ndrome del ojo seco que hace que sus gl√°ndulas lacrimales no segreguen las suficientes l√°grimas.

Solo en Estados Unidos hay m√°s de 20 millones de personas que no logran segregar las suficientes l√°grimas como para lubricar el ojo, una condici√≥n que provoca todo tipo de molestias y problemas de visi√≥n. Para aliviar estos pacientes, un antiguo investigador del programa Stanford Biodesign llamado Michael Ackermann ha creado el peque√Īo dispositivo que veis en la foto. Se trata de un implante electr√≥nico que regula la producci√≥n de l√°grimas mediante microest√≠mulos el√©ctricos completamente indoloros.

El dispositivo dispone de dos variantes. Una de ellas se implanta en la cavidad nasal, y la otra bajo la ceja mediante una sencilla operaci√≥n. Una vez instalado, funciona autom√°ticamente, pero el usuario puede regular la producci√≥n de l√°grimas mediante un peque√Īo mando inal√°mbrico. A diferencia de las l√°grimas artificiales o los f√°rmacos que se utilizan para paliar la condici√≥n de ojo seco, el implante es una soluci√≥n m√°s duradera y sin efectos secundarios conocidos.

El dispositivo, que se llama Oculeve, ya ha obtenido la financiaci√≥n necesaria para lanzarse comercialmente. En este momento est√° en la fase final de ensayos cl√≠nicos para pasar las √ļltimas pruebas necesarias antes de salir al mercado. [v√≠a Universidad de Stanford]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)