Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este nuevo instrumento podría detectar vida en otros planetas por la luz que reflejan

El instrumento examina la polaridad de la luz para detectar moléculas biológicas

La ruta que siguió el helicóptero durante su experimento.
La ruta que siguió el helicóptero durante su experimento.
Imagen: Google Maps / Universidad de Berna

Tu mano derecha es un espejo perfecto de la izquierda y viceversa, pero si tratas de poner una sobra la otra no encajan a menos que des la vuelta a una de ellas. Esta propiedad se llama quiralidad, y resulta que es una característica esencial de la vida. Pronto podremos detectarla desde el espacio.

Advertisement

Obviamente, no hablamos de examinar manos desde órbita. Nuestra simetría bilateral es solo un reflejo de lo que ocurre a nivel molecular. La quiralidad es una propiedad geométrica y dicotómica de las moléculas, y se da la circunstancia de que es una propiedad especialmente característica de las moléculas orgánicas que sustentan la vida, y puede ser diestra o zurda. Los aminoácidos naturales, por ejemplo, son la base de las proteínas y su quiralidad está siempre orientada hacia la izquierda. Las moléculas de azúcar, por contra, están orientadas hacia la derecha y son la base del ADN y el ARN. Un tipo de moléculas no es compatible con el otro. A esta propiedad se le llama homoquiralidad.

La quiralidad es importante en tareas como optimizar nuevos fármacos. Ahora también podría ser clave en la búsqueda de vida en otros planetas. Un equipo de investigadores ha creado un instrumento que detecta la homoquiralidad de las moléculas a distancias de kilómetros, y la presencia de esta característica es un indicador casi seguro de vida.

El instrumento se llama FlyPol, y es un espectropolarímetro de alta sensibilidad. En esencia, lo que hace es detectar la polarización de la luz que resulta de su incidencia sobre moléculas quirales. “Cuando la luz se refleja, sobre materia orgánica, una pequeña parte de esa luz viaja en espirales que giran en el sentido de las agujas del reloj, o en su contrario”, explica el físico Lucas Patty, de la Universidad de Berna, en Suiza.

Patty y sus colegas llevan tiempo trabajando en un espectropolarímetro capaz no solo de detectar esta sutil variación en la luz, sino además de hacerlo desde mucha distancia y en movimiento. Flypool ha demostrado su efectividad detectando la quiralidad reflejada en la luz instalado en un helicóptero volando a 2km de altura y 70km por hora.

La tecnología es el germen del proyecto MERMOZ (Monitoring planEtary suRfaces with Modern pOlarimetric characteriZation), un instrumento con el que esperan detectar vida mediante la polarización de la luz desde una altitud de 400km y a velocidades de más de 27.000 kilómetros por hora. Estas cifras no son casuales. El equipo quiere probar su instrumento a bordo de la ISS.

A corto plazo, el instrumento serviría para monitorizar la biomasa de nuestro planeta y zonas de vida delicadas o de difícil acceso como los arrecifes de coral. A largo plazo FlyPol y MERMOZ nos podrían permitir detectar indicios de vida en otros planetas con solo hacer pasar una sonda sobre ellos. [Astronomy & Astrophysics vía Science Alert]