Poco a poco nos acercamos al “santo grial” de las baterías, un avance que nos permita no tener que preocuparnos de cargar todos nuestros gadgets al final de cada día. Mientras llegamos a ese futuro, no está mal tener unas baterías que se carguen completamente en un minuto. Eso es precisamente lo que han logrado investigadores de la Universidad de Austin, Estados Unidos.

La novedad de esta batería es que prescinde de la membrana y tiene una nueva composición química. El electrolito está compuesto de ferroceno, y tanto él como el ánodo son líquidos. El otro electrodo (cátodo) sí es sólido y está compuesto de litio, de ahí su denominación de semilíquidas.

¿Cuál es la ventaja de esta composición? El profesor Guihua Yu, uno de los autores del avance lo explica así a Phys.org:

La importancia de esta trabajo es que hemos logrado diseñar una batería semilíquida basada en una composición química nueva. La batería ofrece una excelente capacidad de carga que la permite estar completamente cargada o descargada en un minuto. Al mismo tiempo mantiene una buena eficiencia energética y una densidad razonable. Por todo ello, el prototipo ofrece una solución muy prometedora en almacenamiento energético.

Advertisement

En otras palabras, que su estructura semilíquida le permite operar muy rápido, lo que la hace especialmente atractiva para el sector de los coches eléctricos. De hecho, ha sido diseñada con miras a servir precisamente como batería para el sector de la automoción.

Por supuesto, no todo iba a ser perfecto. Su talón de Aquiles es que, como ya apunta el doctor Yu, su densidad es razonable, pero no mejor que las actuales soluciones de iones de litio. El próximo objetivo de sus creadores es diseñar una nueva versión con una versión más fluida del ferroceno para una mayor densidad y mejor durabilidad a largo plazo. [Nano Letters vía Phys.org]

Advertisement

Foto: wellphoto / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)