Foto: AP

David Katz, de 24 años, abrió fuego contra sus compañeros de torneo en un bar de videojuegos de Jacksonville, Florida, el domingo por la tarde. Mató a dos personas e hirió a otras nueve antes de quitarse la vida. Esto es lo que se sabe del último tiroteo masivo que ha tenido lugar en Estados Unidos.

Dónde. El incidente ocurrió en el GLHF Game Bar del centro comercial Jacksonville Landing, frente al río St. Johns. El bar comparte puerta con la pizzería Chicago Pizza y está rodeado de tiendas y restaurantes bulliciosos. Este fin de semana, el GLHF Game Bar alojaba el primero de cuatro torneos clasificatorios para la final de Madden Classic en el evento competitivo Madden 19 Championship Series, organizado por EA Sports. Los ganadores iban a viajar a Las Vegas para competir por 165.000 dólares en premios.

Advertisement

Cuándo. La policía recibió la primera llamada de emergencia a la 1:34 pm del domingo. Agentes de la oficina del shériff llegaron a la zona dos minutos después. Las autoridades informaron del tiroteo masivo en las redes sociales y pidieron a los ciudadanos que permanecieran “a varios bloques” de Jacksonville Landing. También pidieron a los que se encontraban en el interior del centro comercial que permanecieran escondidos mientras los SWAT registraban la zona en busca de un segundo tirador, que finalmente no encontraron.

Quién. El tirador fue identificado como David Katz, un joven de Baltimore. Katz puede verse a la derecha de esta imagen que subieron los Buffalo Bills a Twitter cuando ganó un torneo de Madden 17. El jugador de 24 años viajó a Jacksonville para participar en el nuevo torneo, pero fue eliminado. Uno de los jugadores que le ganó lo describe como “un competidor conocido” que llevaba “todo el fin de semana” actuando raro.

Advertisement

Cómo. Katz volvió al bar con una pistola y mató a dos jugadores: Elijah Clayton alias “Trueboy”, de 22 años, y Taylor Robertson alias “SpotMe”, de 27. En un vídeo del torneo emitido en directo se puede ver a Clayton jugando una partida momentos antes de ser asesinado. En su sudadera se aprecia un puntero láser y un segundo después suenan los disparos. Otras 11 personas resultaron heridas, nueve de ellas con heridas de bala. Según el hospital University of Florida Health, las víctimas tienen entre 20 y 35 años; tres recibieron varios disparos y una se encuentra grave con una herida en el pecho, pero sigue con vida. El tirador se suicidó de un disparo.

Advertisement

Por qué. Según un testigo, Katz se puso furioso por perder la competición, fue a su coche a buscar el arma y volvió al bar disparando a diestro y siniestro. “Había bebés y familias en el edificio y de repente empezaron a recibir tiros”. Uno de los jugadores que había eliminado a Katz dijo que tanto él como el otro compañero que le había ganado seguían vivos, por lo que no creía que fuera un ataque dirigido, pero sí un ataque premeditado.

Advertisement

Varios jugadores del torneo acudieron a las redes sociales para enviar mensajes de condolencias a las familias de las víctimas. Steven Javaruski, un jugador profesional de Madden, describió el incidente como “el peor día de su vida” y tuiteó que no volvería a un evento de Madden sin seguridad. EA Sports actualizó su perfil de Twitter con el mensaje: “Esta situación es horrible, nuestras más profundas condolencias a todos los involucrados”.