Mientras en Estados Unidos desarrollan implantes que utilizan luz para estimular vías nerviosas específicas en el cerebro, en Francia desarrollan transistores colocados directamente en la superficie de la corteza cerebral para registrar señales.

Advertisement

Para mejorar el mapeo cerebral, un grupo de científicos franceses ha creado los primeros transistores orgánicos biocompatibles que pueden amplificar y registrar las señales del cerebro. Basados en los prototipos desarrollados por Cornell NanoScale Science & Technology Facility, los científicos fueron capaces de crear un arreglo de transistores flexibles que se colocan directamente en la superficie de la corteza.

Emplean un método de electrocorticografía mejorada, que es diez veces mejor en calidad de señal/ruido en comparación a la actual tecnología de electrodos.

Advertisement

Los registros mediante este sistema servirán para detectar indicios de epilepsia de manera eficaz o trazar un mapa del cerebro que sirva para extirpar tumores.

Incluso siendo muy optimistas, en un futuro los implantes de transistores orgánicos podrían permitir controlar o monitorear a un ciborg. [Kurzweil AI]