Cuando decíamos que la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el derecho al olvido podía traer efectos muy polémicos, nos referíamos exactamente a esto. Google ya ha empezado a recibir solicitudes para que borre información personal en internet. Los solicitantes son ex-convictos por pedofilia, ex-políticos de pasado dudoso, y médicos con mala fama.

Seg√ļn la informaci√≥n a la que ha tenido acceso la BBC, los primeros en solicitar la eliminaci√≥n de datos desde el Reino Unido han sido un ex-pol√≠tico que quiere ser reelegido y ha pedido que se borre un art√≠culo sobre su comportamiento en la oficina, un ex-convicto por posesi√≥n de im√°genes de abuso de menores que ha solicitado eliminar los documentos online relativos a la condena que cumpli√≥, y un m√©dico que ha solicitado borrar los malos comentarios de antiguos pacientes suyos sobre su praxis.

Desde que la sentencia del Tribunal Europeo se hizo p√ļblica, Google no ha hecho ning√ļn comentario ni ha publicado cifras sobre el n√ļmero de solicitudes que est√° recibiendo. Marc Dautlich, abogado en Pinser Masons, comenta que el nuevo marco legal puede traer un problema adicional a Google y al resto de buscadores: si se producen muchas solicitudes para acogerse al derecho al olvido, van a acabar teniendo que desviar dinero, recursos y personal a procesar esa nueva parte administrativa.

Advertisement

La batalla legal en torno al derecho al olvido en internet tuvo su origen en la demanda de un abogado espa√Īol. La reciente ratificaci√≥n por parte del Tribunal Europeo ha desatado una fuerte pol√©mica entre los que lo ven como un triunfo de la privacidad, y los que creen que va a desvirtuar la propia esencia del flujo de informaci√≥n en internet y en los buscadores. [v√≠a BBC]

Foto: dani3315 / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)