Daniel Boschung no es el fotógrafo más recomendable para las personas a las que les preocupa que se les vea algún pequeño defecto de la piel delante de la cámara. Este artista suizo ha llevado las técnicas fotográficas en súper alta resolución a un campo muy poco habitual, el de los retratos. El resultado son fotos tipo carnet, pero de 900 megapíxeles.

Para los retratos, Boschung utiliza un robot ABB equipado con una cámara Canon 5D Mark II y un objetivo Macro de 180 milímetros. El robot está programado para tomar 600 fotos de 21,1 megapíxeles con precisión milimétrica. Incluso utilizando el robot, los modelos voluntarios del proyecto tienen que permanecer lo más quietos posible durante media hora, que es el tiempo que se tarda en tomar todas esas imágenes.

Después, un software similar al que se utiliza para componer panorámicas de gran formato se encarga de unir esas imágenes hasta formar una única fotografía de 900 megapíxeles. Boschung ha titulado a esta serie Face Cartographies. El nombre es acertado porque, a esa resolución, la piel parece casi un mapa sobre pergamino. Podéis apreciar estos fascinantes retratos en la web de fotografía con robots del artista. [Robophot vía ISO 1200 vía Pop Photo]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)