Foto: KAN ZHAN

En mitad de una maquinaria llena de luces que abarrota un peque√Īo laboratorio en Shanghai reposa un cilindro de zafito reforzado con titanio con el di√°metro de un plato. Se trata de SULF, el primero de una familia de l√°ser tan potentes que podr√≠an romper el mism√≠simo espacio y separar materia de antimateria.

SULF (Shanghai Superintense Ultrafast Laser Facility) ya bati√≥ el r√©cord al l√°ser m√°s intenso del planeta en 2016 con una potencia de 5,3 petavatios (un petavatio son 1.000 teravatios, o sea, unos mil billones de vatios). Un s√≥lo petavatio excede 30.000 veces el consumo el√©ctrico medio de toda Espa√Īa. Si SULF no provoca un apag√≥n en todo Shanghai y sus alrededores es porque dispara haces concentrados en un tiempo m√≠nimo. Su pulso dura menos de una trillon√©sima de segundo.

Los responsables de SULF, el f√≠sico Ruxin Li y su equipo no se conforman con este l√°ser. Su objetivo va mucho m√°s all√°. Est√°n redise√Īando la m√°quina y para este mismo a√Īo pretenden probar un nuevo haz de 10 petavatios, m√°s de 1.000 veces la potencia de todas las redes el√©ctricas del planeta.

La cosa no acaba ah√≠. En una c√°mara a 20 metros de profundidad, Li y sus colegas construyen un nuevo l√°ser llamado SEL (Station of Extreme Light) con una potencia de 100 petavatios. Estar√° terminado en 2023, y su potencia es algo tan desbocado que se cree suficiente como para separar electrones y protones del mismo aire. Esta separaci√≥n de materia y antimateria se conoce como ‚Äúromper el vac√≠o‚ÄĚ y es un modelo te√≥rico. Separados de su atracci√≥n natural, las part√≠culas de materia y antimateria generar√≠an nuevos pares en un brote de radiaci√≥n gamma in√©dito hasta ahora.

Advertisement

Foto: Academia china de ciencias

Los láseres de esta potencia se usan para probar nuevos materiales o teorías de la física de partículas, pero SEL va tan lejos que no se sabe muy bién lo que puede hacer. Los físicos creen que podría servir para manipular reacciones nucleares de formas completamente desconocidas en una rama nueva de la física que llaman fotónica nuclear.

No faltan detractores al proyecto de Li, cuyo dise√Īo consideran ambiguo. El f√≠sico y su equipo a√ļn tiene que obtener luz verde para el presupuuesto que haga realidad esta m√°quina. Mientras tanto, otros laboratorios en el mundo avanzan en ls misma direcci√≥n. [v√≠a Sciencemag]