Exhibición de combate con sables láser en Italia.
GIF: Ludosport International (YouTube)

Los sables de luz como tales no existen, pero las réplicas en policarbonato de alta resistencia sí, y existe toda una legión de fans de Star Wars que han convertido la esgrima con estos dispositivos en un hobbie con cada vez más seguidores. En Francia, de hecho, ya es un deporte oficial.

La Federaci√≥n Francesa de Esgrima acaba de reconocer el sable de luz como una disciplina oficial junto a las otras variedades existentes de este deporte (esgrima medieval y esgrima deportiva, que es la √ļnica hasta la fecha que tiene car√°cter ol√≠mpico).

La medida no significa que vayamos a ver combates de sable de luz en los próximos juegos olímpicos, pero al menos ahora hay todo un conjunto de normas oficiales para una disciplina que hasta hace bien poco era gimnasia rítmica libre con palitos de colores.

¬ŅEn qu√© consisten esas normas? Los duelos a sable de luz tendr√°n una duraci√≥n m√°xima de tres minutos. Para que un toque sea considerado v√°lido es preciso que la punta del sable de luz quede por detr√°s del contrincante antes de golpear. Esta extra√Īa norma se debe a la propia procedencia de la pr√°ctica. La esgrima con sable de luz no procede de una aut√©ntica disciplina militar en la que el objetivo es incapacitar al contrincante, sino de combates cinematogr√°ficos dise√Īados para resultar visualmente espectaculares, pero no necesariamente efectivos.

Advertisement

Los toques válidos dan diferentes puntos en función de que parte del cuerpo alcanzan. La cabeza o el torso, por ejemplo, dan cinco puntos. el primero que alcance 15 puntos gana el combate. Si en tres minutos ninguno de los contrincantes ha alcanzado los 15 gana el que más puntos tenga. Los duelistas deberán llevar protección en la cara y el cuerpo como en otras variantes de esgrima.

En cuanto a la razón para convertir esta práctica en oficial, la federación pretende atraer a jóvenes amantes de las películas de Star Wars o sus videojuegos y animarles a practicar deporte. [Associated Press vía The Verge]