Un smartphone 4G tiene una velocidad de transmisión teórica de en torno a los 100 o 150 Mbps, aunque la velocidad real es muy inferior. Una conexión WiFi ac puede alcanzar 1Gbps. El nuevo receptor que ha creado Fujitsu duplica por 20 esa velocidad solo en los primeros test.

Las primera pruebas de laboratorio arrojan una velocidad de 20Gbps, pero los técnicos responsables de su creación estiman que podría aumentar hasta los 100Gbps. De momento, el mayor problema al que se enfrenta esta tecnología es que opera en distancias muy cortas, poco más de un metro. Sin embargo, semejante velocidad permitiría transmitir vídeo 4K u 8K de forma instantánea entre dispositivos cercanos y sin cables.

El receptor opera en la banda de los 300 GHz o un terahercio. Las ondas en esta frecuencia tienden a atenuarse muy r√°pidamente, por lo que las antenas y los chips receptores y amplificadores de se√Īal convencionales tienen un tama√Īo considerable. Fujitsu ha logrado miniaturizar el dispositivo lo suficiente como para que pueda instalarse en un smartphone.

Advertisement

En lugar de usar materiales cerámicos basados en el cuarzo, el receptor emplea un circuito impreso sobre un polímero sintético. Ello ha permitido la miniaturización del dispositivo. Fujitsu planea comenzar a probar el chip en marzo de 2016 con vistas a su comercialización en 2020. [Fujitsu vía IEEE Spectrum]

Foto: Ema Woo / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)