Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Logra alcanzar los 877 Km/h con un planeador de radiocontrol

Cualquiera diría que para superar la velocidad máxima del mítico avión Mustang con un simple avión de radiocontrol haría falta algún tipo de motor especial, pero no. Resulta que los planeadores son los aviones de radiocontrol más rápidos que existen, y este acaba de batir un récord sencillamente espectacular.

La razón por la que son tan rápidos son algo que personalmente acabo de aprender llamado Dinamic Soaring, una técnica de vuelo que los albatros y otras aves practican de forma instintiva y que permite alcanzar unas velocidades sorprendentes. En Hackaday describen así esta técnica:

Cuando el viento sopla sobre una colina la corriente sube y baja. Los pilotos de planeadores llevan tiempo utilizado la corriente hacia arriba a su favor. La técnica de vuelo con aviones de radiocontrol que consiste precisamente en mantenerse indefinidamente en la elevación de la parte delantera de una colina se llama precisamente “elevación en pendiente”. Con una fuente infinita de sustentación, los pilotos de planeadores pueden hacer todo tipo de acrobacias con muy poca potencia, siempre y cuando no golpeen la colina o vuelen hacia la parte posterior de la montaña.

En esa parte, el aire vuelve a bajar y hay una zona turbulenta entre el aire en movimiento hacia arriba y la sombra del viento en el valle donde el aire está quieto. Se sabe que esaparte trasera es capaz de “comerse” modelos de aviones, primero tirando de ellos un poco hacia abajo, luego volteándolos y después dejándolos hundirse lentamente en el aire quieto. Si tienes suerte, es un largo camino hacia abajo para recoger tu avión intacto. Si no tienes suerte, lo que harás es recoger las piezas del lado a sotavento de la colina.

Advertisement

En otras palabras, que los pilotos aprovechan esta corriente para hacer que sus aviones describan vueltas hacia arriba. En cada vuelta, los aviones ganan velocidad al recibir el impulso hacia arriba del viento. En este vídeo de una hora mucho más entretenido de lo que parece, el hasta ahora campeón del mundo de esta técnica, Spencer Lisenby, explica los pormenores sobre cómo funciona.

¿Tiene esta técnica alguna utilidad más allá de servir de inagotable fuente de diversión a los pilotos de planeadores? Sí. Según el propio Lisenby puede usarse para ganar sustentación en teóricos vehículos aéreos sobre la tenue atmósfera marciana.

Share This Story

Get our newsletter