El domingo por la noche, un hombre armado mató a 58 personas en un festival de música country fuera del Mandalay Bay Resort and Casino de Las Vegas. El lunes por la mañana, las autoridades identificaron al tirador como Stephen Paddock, pero antes —en un episodio que ya es tristemente familiar tras este tipo de tragedias— los detectives aficionados de 4chan habían identificado incorrectamente al asesino como otro hombre, y esta vez Google ayudó a difundir la desinformación.

Advertisement

Ryan Broderick, de BuzzFeed, señaló en Twitter que había hecho una búsqueda de “Geary Danley” en Google esta mañana y el sitio mostró vínculos al tablón pol (políticamente incorrecto) de 4chan en su sección de Noticias Destacadas, donde identificaban erróneamente a Danley como el tirador. Mashable fue capaz de replicar el resultado, pero los enlaces ya no aparecen en el módulo. Un portavoz de Google nos dijo lo siguiente:

Desafortunadamente, esta mañana apareció brevemente una web de 4chan con información imprecisa en nuestros resultados de búsqueda para un pequeño número de consultas. En pocas horas, la historia 4chan fue sustituida algorítmicamente por resultados relevantes. Esto no debería haber aparecido para ninguna consulta, y vamos a seguir haciendo mejoras algorítmicas para evitar que esto ocurra en el futuro.

Para páginas de extrema derecha como pol, identificar incorrectamente a Danley como el tirador era políticamente conveniente. Como decía un artículo de Gateway Pundit (que ha sido borrado), Danley es “supuestamente un demócrata a quien le gustaba Rachel Maddow, MoveOn.org y estaba asociado con Anti-Trump Army” según la información obtenida de su página de Facebook.

Advertisement

Uno podría asumir que el carrusel de historias en la parte superior de una búsqueda de Google arroja los enlaces más relevantes y creíbles para tu consulta, pero hacer esa suposición muy razonable sería un error. Los criterios para obtener un lugar en tan codiciado espacio son prácticamente desconocidos. Ciertamente, los enlaces no tienen por qué ser informativamente precisos (en el paso también aparecieron enlaces que negaban el cambio climático en el módulo). Y también es evidente que el sistema puede adulterarse. En febrero, un blogger de LinkedIn escribió más de 150 artículos sobre cómo transmitir la Super Bowl que consistían en secuencias sin sentido de palabras clave destinadas a engañar al algoritmo de búsqueda de Google. Funcionó.

Hoy, Google ha ayudado a promover la agenda de la extrema derecha promoviendo hilos llenos de desinformación. A medida que la gente recurre a la barra de búsqueda de Google para informarse sobre el tiroteo más letal en la historia moderna de Estados Unidos, el gigante tecnológico tiene la responsabilidad de asegurar que sus usuarios no se dejen llevar por un grupo de neonazis.

[Ryan Broderick/Twitter]