El domingo por la noche, un hombre armado mat√≥ a 58 personas en un festival de m√ļsica country fuera del Mandalay Bay Resort and Casino de Las Vegas. El lunes por la ma√Īana, las autoridades identificaron al tirador como Stephen Paddock, pero antes ‚ÄĒen un episodio que ya es tristemente familiar tras este tipo de tragedias‚ÄĒ los detectives aficionados de 4chan hab√≠an identificado incorrectamente al asesino como otro hombre, y esta vez Google ayud√≥ a difundir la desinformaci√≥n.

Advertisement

Ryan Broderick, de BuzzFeed, se√Īal√≥ en Twitter que hab√≠a hecho una b√ļsqueda de ‚ÄúGeary Danley‚ÄĚ en Google esta ma√Īana y el sitio mostr√≥ v√≠nculos al tabl√≥n pol (pol√≠ticamente incorrecto) de 4chan en su secci√≥n de Noticias Destacadas, donde identificaban err√≥neamente a Danley como el tirador. Mashable fue capaz de replicar el resultado, pero los enlaces ya no aparecen en el m√≥dulo. Un portavoz de Google nos dijo lo siguiente:

Desafortunadamente, esta ma√Īana apareci√≥ brevemente una web de 4chan con informaci√≥n imprecisa en nuestros resultados de b√ļsqueda para un peque√Īo n√ļmero de consultas. En pocas horas, la historia 4chan fue sustituida algor√≠tmicamente por resultados relevantes. Esto no deber√≠a haber aparecido para ninguna consulta, y vamos a seguir haciendo mejoras algor√≠tmicas para evitar que esto ocurra en el futuro.

Para p√°ginas de extrema derecha como pol, identificar incorrectamente a Danley como el tirador era pol√≠ticamente conveniente. Como dec√≠a un art√≠culo de Gateway Pundit (que ha sido borrado), Danley es ‚Äúsupuestamente un dem√≥crata a quien le gustaba Rachel Maddow, MoveOn.org y estaba asociado con Anti-Trump Army‚ÄĚ seg√ļn la informaci√≥n obtenida de su p√°gina de Facebook.

Advertisement

Uno podr√≠a asumir que el carrusel de historias en la parte superior de una b√ļsqueda de Google arroja los enlaces m√°s relevantes y cre√≠bles para tu consulta, pero hacer esa suposici√≥n muy razonable ser√≠a un error. Los criterios para obtener un lugar en tan codiciado espacio son pr√°cticamente desconocidos. Ciertamente, los enlaces no tienen por qu√© ser informativamente precisos (en el paso tambi√©n aparecieron enlaces que negaban el cambio clim√°tico en el m√≥dulo). Y tambi√©n es evidente que el sistema puede adulterarse. En febrero, un blogger de LinkedIn escribi√≥ m√°s de 150 art√≠culos sobre c√≥mo transmitir la Super Bowl que consist√≠an en secuencias sin sentido de palabras clave destinadas a enga√Īar al algoritmo de b√ļsqueda de Google. Funcion√≥.

Hoy, Google ha ayudado a promover la agenda de la extrema derecha promoviendo hilos llenos de desinformaci√≥n. A medida que la gente recurre a la barra de b√ļsqueda de Google para informarse sobre el tiroteo m√°s letal en la historia moderna de Estados Unidos, el gigante tecnol√≥gico tiene la responsabilidad de asegurar que sus usuarios no se dejen llevar por un grupo de neonazis.

[Ryan Broderick/Twitter]