Imagen: AP

El Consejo de Relaciones Laborales de Estados Unidos (NLRB, por sus siglas en inglés) ha declarado que Google no violó ninguna ley cuando despidió a James Damore, el ingeniero que redactó y circuló un documento en el cual criticó los esfuerzos de diversidad de la empresa y afirmó que las mujeres no eran biológicamente aptas para trabajar en el sector tecnológico.

Advertisement

Damore había presentando una reclamación contra Google al NLRB por lo que llamó un despedido improcedente. El ingeniero alegó que Google había violado sus derechos de tener un diálogo sobre los problemas en su sitio de trabajo, lo cual es una actividad protegida en Estados Unidos.

En un memorando publicado el viernes, Jayme Sophir, una abogada para el consejo, concluy√≥ que el documento que public√≥ Damore cuando trabaja en Google (llamado ‚ÄúLa caja de resonancia ideol√≥gica de Google‚ÄĚ) conten√≠a lenguaje protegido y no protegido.

Sophir afirmó que el hecho de criticar a Google constituía una actividad protegida. No obstante, lenguaje que propagaba estereotipos sobre las mujeres no estaba protegido bajo la ley federal.

Advertisement

‚ÄúLas declaraciones con respecto a las diferencias biol√≥gicas entre los sexos eran tan da√Īinas, discriminatorias o disruptivas que no tienen protecci√≥n‚ÄĚ, escribi√≥ Sophir.

Sophir escribe que Google finalmente despidi√≥ a Damore por esto √ļltimo, lo cual significa que no viol√≥ ninguna ley.

Advertisement

En su an√°lisis, Sophir a√Īade que se debe respetar a las empresas que intentan cumplir con pol√≠ticas contra la discriminaci√≥n y acoso. Adem√°s, las empresas tienen un inter√©s significativo en fomentar la diversidad y cooperaci√≥n entre grupos de personas. Por lo tanto, Sophir escribe que las empresas deben ser permitidas a tomar acci√≥n contra cierta conducta que puede crear un entorno de trabajo hostil.

‚ÄúCuando la conducta de un empleado perturbe de forma significativa los procesos de trabajo, crea un entorno de trabajo hostil o constituye discriminaci√≥n o acoso racial y sexual, el Consejo ha decidido que la conducta no est√° protegida, aunque incluye actividades concertadas relacionadas a las condiciones de trabajo‚ÄĚ, afirm√≥ Sophir.

En conclusi√≥n, el NLRB recomend√≥ descartar la reclamaci√≥n de Damore contra Google. No obstante, no ser√° necesario. El mismo Damore retir√≥ su queja contra la empresa el mes pasado con el objetivo de centrarse una demanda colectiva contra Google en la que participa. El NLRB lleg√≥ a una decisi√≥n sobre el caso en enero, aunque no se ha hecho p√ļblica hasta ahora.

Advertisement

En la demanda colectiva, Damore y otro antiguo empleado de Google acusan a la empresa de discriminar contra empleados de raza blanca, sexo masculino o creencias políticas conservadoras.

[Wired]