Google Photos ha conseguido ordenar el caos que eran mis fotografías, y le estaré eternamente agradecido

Foto: Gizmodo

Si has vivido lo suficiente como para recordar los primeros días de la fotografía digital, es posible que tengas cientos de miles de imágenes guardadas en tu ordenador, todas terriblemente organizadas y sin visos de mejora. Esto es lo que me pasaba a mi, hasta que llegó Google Photos.

Seguro que has oído hablar de Google Photos, pero es posible que no te des cuenta de lo inteligente que es tras su sencilla apariencia, o de cómo puede ayudar a personas que no nacieron en un entorno completamente digital.

Advertisement

No, este post no está patrocinado por Google Photos o pretende argumentarte su uso frente a otros servicios. El objetivo principal que pretende Google con nuestros datos —cualesquiera que sean— es utilizarlos para crear anuncios dirigidos hacia nosotros. Google ha creado un verdadero problema de privacidad que la compañía acaba de reconocer. El uso de sus servicios es gratuito, pero tendrán un coste en privacidad y dependerá de cada uno de nosotros determinar cuánto estamos dispuestos a sacrificar por nuestra comodidad. Para mí, su herramienta de fotos consiguió arreglar varios años de frustración, así que lo he pasado por alto.

Tantas... tantas... fotos.
Foto: Gizmodo

Los primeros años de las fotografías digitales fueron un desastre. Las fotos permanecían en tu cámara o en tu teléfono, a menos que te tomases el tiempo y la molestia de conseguir un cable USB o un lector de tarjetas; y una vez que las tenías todo en tu ordenador, organizarlas no era particularmente intuitivo.

A medida que la calidad de las fotos mejoraba, a medida que aumentaba la velocidad de Internet y de los teléfonos móviles, a medida que Facebook se hacía más popular, era más fácil subir tus fotos directamente a Internet desde cualquier dispositivo en el que las estuvieras sacando. Flickr fue uno de las primeras webs en comprender realmente bien cómo gestionar las fotografías digitales.

Advertisement

Esta era mi situación: Decenas de miles de fotos en mi disco duro, recopiladas entre todos los teléfonos que había tenido, todas las fotos que mis amigos me habían enviado y compartido en Internet, mezcladas con todas las geniales ilustraciones y fotos de mis bandas favoritas que había coleccionado a lo largo de los años.

Gracias, Google Photos.
Captura: : Gizmodo
Advertisement

Era un desastre, pero un desastre que me juraba arreglar, año tras año. Intenté hacerlo, creando carpetas cuidadosamente nombradas y numeradas, pero una y otra vez dejé la tarea a medias y luego tuve que empezar de cero otra vez.

Incluso ahora, la última versión de Windows tiene problemas para abrir algunas de mis carpetas de fotos locales y mostrarme todas las miniaturas que hay. Tras años de intentos infructuosos y sin apenas espacio en el disco duro, estaba a punto de borrar todas estas fotos antiguas y olvidarme de todo.

Advertisement

Pero entonces apareció Google Photos. O, mejor dicho, aprendí a utilizarlo correctamente.

Mucho mejor que cientos de carpetas.
Captura: Gizmodo
Advertisement

Esto es lo que hice para solucionar todos mis problemas: cargué todas mis fotos y vídeos en Google Photos. Y ya está.

¿Dónde está la magia? Para empezar, no importa la cantidad de fotos que le lances (si tu plan de almacenamiento en la nube lo permite), maneja decenas de miles de imágenes mucho mejor que mi ordenador con Windows 10. Las imágenes se cargan y aparecen en un instante.

Advertisement

En segundo lugar, detecta automáticamente los duplicados (las imágenes que son exactamente iguales) y los elimina. Este era mi mayor problema, tras años y años de fotos acumuladas, fotos con mucho valor sentimental que pensé que estaban guardadas en otro lugar pero sin estar seguro. Google Photos consiguió ordenarlo todo.

Todas las ubicaciones y fechas al instante.Captura: Gizmodo
Advertisement

En tercer lugar, se encarga de etiquetar automáticamente todo: igual que hace Gmail, sin necesidad de carpetas. ¿Quieres ver tus fotos de Nueva York de abril de 2018? ¿O las fotos que has sacado de puestas de sol? ¿O todas las fotos de tus viajes de esquí? Google Photos hace todo esto en segundo plano para ahorrarte decenas de horas de poner palabras clave.

Estos tags automáticos comienzan con fechas y lugares y luego incluyen a personas: la IA de Google es increíblemente buena para detectar quién es quién en tus imágenes, incluso a medida que pasan los años. Etiqueta a la gente en una imagen, y se te etiquetarán en el resto.

Advertisement

Es una excelente manera de descubrir fotos antiguas de personas de las que te habías olvidado por completo, o de preparar un collage para celebrar el cumpleaños de alguien, o encontrar todas las fotos en las que sales con una persona en concreto. Si Google Photos tiene dudas entre dos personas, te pedirá que lo compruebes.

Por favor, ordena mis capturas de pantalla.
Captura: Gizmodo
Advertisement

Google Photos también puede detectar y ordenar diferentes tipos de imágenes, como selfies y capturas de pantalla (muy útil para los periodistas tecnológicos, esta última). Un clic en la caja de búsqueda y podrás buscar algo en particular o navegar por las sugerencias de Google.

Por supuesto, Google Photos no puede ser perfecto para todos: cuando superas los 15 GB de espacio, tienes que pagar (a menos que tengas un Pixel). Y tienes que estar de acuerdo con que Google tenga acceso a todas tus fotos y vídeos. Si pasas mucho tiempo en dispositivos Apple, iCloud Photo Library puede ser una mejor opción. Hace cosas similares a Google, pero de forma nativa en iOS y macOS a través de la aplicación Photos.

Advertisement

Lo que puedo decir es que Google Photos es rápido, inteligente y la razón por la que acabo de liberar decenas de gigabytes en mi disco duro. No os hacéis a la idea del alivio que supone, después de años tratando de organizar mis fotografías, enviar todo a la nube y dejar que Google Photos se encargue de ello.


Para estar al tanto de más noticias, síguenos en Twitter @GizmodoES

Share This Story