Chrome, el navegador de Google, está preparando nuevos cambios para eliminar las prácticas publicitarias molestas o malintencionadas y así castigar a las webs que las utilizan.

A principios de 2017, los planes a largo plazo de Google para limpiar la publicidad online empezaron a tomar forma. Hemos visto c√≥mo permite hacer ‚Äúmute‚ÄĚ a los v√≠deos que se reproducen autom√°ticamente con sonido en el navegador e incorporar algunas funciones para bloquear anuncios limitando las ventanas emergentes y la redirecci√≥n a otras p√°ginas. Seg√ļn el √ļltimo post del blog de Google, esas medidas no han sido suficientes.

Advertisement

Google afirma que los cambios que han realizado hasta ahora han eliminado menos de la mitad de los comportamientos abusivos que Chrome detesta. Con el lanzamiento de Chrome 71, las webs que a√ļn emplean alguno de los tipos de anuncios infractores que Google ha catalogado, tendr√°n 30 d√≠as para cesar este tipo de pr√°ctica o Chrome simplemente no mostrar√° ning√ļn tipo de publicidad.

Google ha desarrollado esta iniciativa como un esfuerzo m√°s por eliminar la publicidad que hace que navegar por Internet sea m√°s molesto. Se uni√≥ a Coalition for Better Ads y delimit√≥ su prohibici√≥n en funci√≥n de la lista de formatos publicitarios que elabor√≥ esta organizaci√≥n. Como Google posee m√°s de la mitad de la cuota de mercado de publicidad digital, no quiere que un mont√≥n de compa√Ī√≠as de mierda hagan que las webs sean menos seguras y lleven a m√°s personas a usar adblockers. Por supuesto, siempre hay motivos para temer que Google utilice su 66% del espacio del navegador para tener m√°s poder sobre lo que se ve o no al navegar por una p√°gina web.

El gigante tecnológico está haciendo este proceso lentamente y la industria del marketing ha respondido de forma positiva en el pasado. En febrero, Wired informó que los propietarios de las webs estaban preocupados por las advertencias lanzadas y que menos del uno por ciento de las 100.000 páginas webs más populares de Norteamérica y Europa se verían afectadas por el cambio.

Advertisement

¬ŅY qu√© supondr√° esto para los usuarios? Pues que cada vez menos veces se abrir√°n pesta√Īas no deseadas a los rincones oscuros de Internet mientras navegan con su smartphone. Esta nueva especie de adblock deber√≠a cubrir m√°s trucos maliciosos como advertencias err√≥neas del sistema y botones falsos para cerrar ventanas.

Parece que Google ha aprendido de las protestas generalizadas que surgieron cuando comenz√≥ a obligar a los usuarios a iniciar sesi√≥n en el navegador en septiembre. Enfatizaron que ‚Äúlos usuarios siempre tienen el control y pueden deshabilitar el filtro de webs abusivas yendo a su Configuraci√≥n de Chrome‚ÄĚ. Los administradores de las webs tambi√©n pueden verificar si cumplen con los est√°ndares de Google. [Google via The Verge]