Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si eres como yo, todo tu conocimiento sobre faros consistirá en saber pasar de las luces largas a las cortas para tratar de no atropellar a ningún animal de camino a tu pueblo. Pero los faros de los coches han avanzado mucho estos últimos años. Ahora estos subsistemas modernos son ridículamente avanzados, y merece la pena que veamos hasta dónde llegan algunas tecnologías.

Me di cuenta de lo desconectado que estaba del mundo de los faros la semana pasada, cuando finalmente tuve la oportunidad de conducir el Taycan, el nuevo coche eléctrico de Porsche. Es un coche divertido, tremendamente rápido y repleto de todo tipo de tecnologías, pero lo que más me sorprendió del coche fueron sus faros con GPS.

Advertisement

En realidad, esta tecnología lleva existiendo desde hace varios años, y ya hay unas cuantas empresas que la utilizan. Ford ha estado combinando los datos de GPS con sus faros orientables de forma que, en lugar de seguir el volante como hacen habitualmente los faros orientables, aprovecha los datos GPS para seguir la curvatura de la carretera y apuntar las luces hacia donde te pretendes dirigir.

El sistema de Ford también emplea un sistema con cámaras que hace cosas bastante divertidas, como lidiar con las rotondas:

O ayudarte a que no atropelles personas o animales por el camino:

El sistema de Porsche (el mismo que también utiliza Audi) utiliza una matriz de 84 lámparas LED que pueden activarse o desactivarse de forma selectiva y dinámica, haciendo que el haz del faro se parezca más a un mapa de bits de baja resolución que a un simple haz de luz.

Esto permite cosas como mantener las luces largas sin cegar a los conductores que se aproximan en dirección contraria:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Este sistema también permite que los faros delanteros ajusten el patrón del haz de luz para adaptarse a los requisitos de cada país. Los países con el volante a la derecha, como Reino Unido, tienen un patrón diferente que los países donde el volante está a la izquierda, y estas luces pueden ajustarse de forma dinámica para adaptarse a los requisitos de cada sitio.

Bueno, la pega de todo ésto es que estos sistemas de iluminado inteligente son realmente caros, así que no me quedará otra que conformarme con los de mi viejo Citroën.

Share This Story

Get our newsletter