Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Policía de Sussex

Russ Davis tiene una tienda de deportes al aire libre en Brighton, al sur de Inglaterra. Sacos de dormir, tiendas de campaña, ropa térmica; nada fuera de lo normal, por lo menos a simple vista. Lo que Davis no sabía era que debajo de su tienda había un tesoro de casi 1 millón y medio de dólares.

Advertisement

El británico decidió reformar la tienda el mes pasado. Arrancó las alfombras, retiró las tablas podridas del suelo y tropezó con lo que parecía un bloque de madera cubierto de tierra y polvo. Pero lo más interesante ocurrió al tratar de partir aquel bloque: apareció una libra esterlina.

“Todos los billetes estaban pegados y cubiertos de tierra, no podía separarlos”, dijo Davis a la BBC. “Algunos estaban en muy mal estado por la marca de agua metálica que atraviesa los billetes”.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Policía de Sussex

En total, había 30 fajos de billetes de 1 y 5 libras emitidos por el Banco de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial. Sumaban £ 30.000 de entonces, el equivalente a más de 1 millón de libras (1,3 millones de dólares) ajustados a la inflación. Una cantidad nada desdeñable de dinero.

Advertisement

La tienda de Davis fue una sastrería de alta costura de la firma Bradley’s entre 1963 y 1973. Por las manos de Bradley pasaron figuras notables como Winston Churchill, su esposa Clementine y la familia real británica. La CNN contactó con uno de sus herederos, Howard Bradley, y este especuló que alguien había escondido el dinero en la tienda durante la guerra.

“Podemos rastrear nuestra historia familiar hasta el 1300 y tenemos raíces judías. Obviamente, durante la Segunda Guerra Mundial, con lo que estaba sucediendo en Alemania, se habrían preocupado”, dijo Bradley a la CNN.

Advertisement

Russ Davis entregó los billetes a la policía, que los tiene bajo custodia. Davis no podrá recuperar el dinero, pero toda esta historia le ha servido de publicidad gratuita para su recién renovada tienda de deportes al aire libre.

[CNN, BBC vía Atlas Obscura]

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter