Puede que 2017 haya sido el segundo año más caluroso jamás registrado, pero las temperaturas en los Estados Unidos han alcanzado bajas alarmantes durante las últimas semanas de diciembre e inicios de este año 2018. El frío es tan intenso en todo el país que tiburones están apareciendo congelados.

Advertisement

La organizaciĂłn protectora de tiburones Atlantic White Shark Conservancy lleva dĂ­as recibiendo reportes de tiburones que aparecen congelados en las playas de todo el paĂ­s. En el estado de Massachusetts, por ejemplo, encontraron tres tiburones azotadores en la orilla de la playa completamente congelados, y han recogido muestras para entender lo que les sucediĂł y estudiar alguna forma de prevenirlo.

Advertisement

El culpable de la muerte de estos animales ha sido la ola de frío ártico extremo que ha descendido sobre el país. Incluso en algunas regiones de Texas la sensación térmica ha alcanzado los –12 grados Celsius. Según los expertos, quienes se refieren a este fenómeno como un “brote ártico”, la temperatura se mantendrá así de baja durante al menos toda la primera semana de enero.

El frío en Norteamérica ha alcanzado temperaturas tan extremas que incluso parte de las cataratas del Niágara se han congelado. Después de dos años consecutivos de calor extremo, y un año sin las consecuencias del fenómeno El Niño, el frío extremo también son malas noticias para el planeta y reflejan la gravedad del cambio climático, por más que algunos insistan en negarlo. [Atlantic White Shark Conservancy vía Quartz]

Advertisement