John McAfee, en una conferencia sobre seguridad
Photo: AP Images

Hace apenas dos semanas, el polémico John McAfee ofreció una recompensa de 100.000 al primero que lograra hackear Bitfi, una cartera física para Bitcoins y otras criptomionedas que McAfee aseguraba era imposible de hackear. Como era de esperar, le han callado la boca, y además lo han hecho con propina

Y no ha sido un hacker el que ha logrado acceder al dispositivo. Ya son varios los que lo han logrado. Un usuario llamado OverSoft asegura haber logrado tener acceso root a la memoria del dispositivo.

El logro es considerable, pero ni Bitfi ni John McAfee han aceptado el hack como v√°lido. En un tuit desde su propia cuenta, McAfee asegura que acceder al dispositivo mediante root no sirve para nada porque el cifrado de la parte que alberga la clave de acceso a las criptomonedas no se ha logrado romper.

Advertisement

Mientras tanto, un consultor de seguridad llamado Andrew Tierney y los hackers responsables del root han mostrado en detalle las tripas del dispositivo y no es que inspiren mucha confianza. Se trata, en esencia, de un móvil barato al que se le han eliminado casi todos los componentes que dan acceso desde el exterior, como el micrófono, la pantalla o las cámaras.

Advertisement

El procesador lo firma el fabricante chino Mediatek, y lo peor es que contiene varias librerías de firmware que venían de serie y que suponen un problema desde el punto de vista de la seguridad. Entre ellas hay un rastreador de Baidu, malware y código capaz de registrar toda la actividad del dispositivo.

Puede que a√ļn no hayan logrado robar las criptomonedas almacenadas en Bitfi, pero a este paso va a ser mejor para McAfee tragarse sus palabras y pagar la recompensa de 100.000 d√≥lares que prometi√≥ antes de que descubran algo m√°s grave. Ni que decir tiene que la comunidad de hackers est√° encantada con el desaf√≠o. [Ambcrypto v√≠a CNet]