¿Existen los velociraptores vegetarianos? A juzgar por este descubrimiento recién publicado en la revista Nature sí. El dinosaurio que veis sobre estas líneas se llama Chilesaurus Diegosuarezi, y su nombre no es lo único que tiene fuera de lo normal. El animal es una auténtica quimera que desafía lo que se conocía hasta ahora sobre los dinosaurios terópodos.

Los terópodos son una amplia familia de saurios cuyos primeros representantes pisaron la tierra en el Triásico superior, hace 228 millones de años. Desde entonces hasta hoy, la familia de los terópodos ha contado con miembros muy ilustres como los tiranosaurios, los Spinosaurus, los velociraptores, o los pequeños Compsognathus. Sus descendientes actuales son las aves, pero todos los antiguos terópodos tienen una cosa en común: su dieta era carnívora.

El Chilesaurus es diferente. Los restos fósiles de su mandíbula y su dentadura confirman sin ningún género de dudas que este pequeño saurio se alimentaba de plantas. Aparte de la dieta, su anatomía es una colección de rarezas tan larga que los paleontólogos responsables de su estudio ya lo apodan como “el ornitorrinco de los dinosaurios”. Entre estas rarezas se cuentan unas extremidades superiores muy cortas como la de los Allosaurus. En vez de garras, el Chilesaurus presenta dos dedos cortos y romos.

El resto de huesos de su cuerpo es también un auténtico mosaico de características que pertenecen a especies diferentes. El Chilesaurus Diegosuarezi debe su nombre a su descubridor, un niño de siete años llamado Diego Suarez. El pequeño descubrió una vértebra del dinosaurio paseando por la Patagonia chilena en compañía de sus padres, los geólogos Manuel Suarez y Rita de la Cruz.

Advertisement

Tras profundizar en el lugar del hallazgo, los Suarez hallaron numerosos huesos de la nueva especie. En vida, los ejemplares jóvenes de estos dinosaurios tenían el tamaño de un pavo, con una longitud máxima de en torno a los dos metros.

El descubrimiento se hizo en 2004, y lleva una década bajo estudio. Hace apenas unos días, un equipo internacional de paleontólogos y biólogos ha confirmado la autenticidad de la nueva especie. El Chilesaurus no solo podría ser la pieza fundacional de una nueva subespecie de dinosaurios terópodos. También arroja nuevas claves sobre la formación de los ecosistemas, ya que la presencia de la especie trastoca completamente la idea que se tenía sobre los hábitat de dinosaurios en esta zona del planeta. [Universidad de Birmingham vía Nature]

Ilustraciones: Gabriel Lío

Click here to view this adampash.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)