Image: Fortnite

Como los padres que pagan las clases de piano, de tenis, de natación o de pintura a sus hijos, pero de Fortnite. Según asegura el Wall Street Journal, la locura por el videojuego esta llevando a que algunos padres paguen a profesores privados para que ayuden a sus hijos a sobresalir en el juego.

El Journal ha encontrado a la mayoría de estos padres “pioneros” en Reino Unido. Según le contaba una madre de Winchester al medio:

Hay demasiada presión no solo por jugarlo, sino por ser realmente bueno en ello. Puedes imaginar cómo fue eso para él en la escuela.

Advertisement

Al parecer, el periódico habló con varios padres que habían pagado lecciones privadas de “Fortnite” para sus críos. Algunos de esos padres esperan que la inversión regrese algún día y que sus hijos conviertan sus pasatiempos en carreras lucrativas en E-spots, en una beca universitaria o, al menos, que regresen con parte de los premios en competición, actualmente de hasta 100 millones de dólares que reparte Epic Games.

Image: Fortnite

Las contrataciones las realizan a través de las redes sociales, donde al parecer existe todo un mercado de oferta y demanda para estos “couch” dedicados a dar “lecciones de Fortnite” en un rango de precios que va desde los 15 hasta los 35 dólares la hora.

Advertisement

Una nueva tendencia sorprendente incluso para los entrenadores, quienes según el artículo, aseguran que hasta hace poco las únicas personas que invertían en el entrenamiento de videojuegos eran adultos o jóvenes que aspiraban a ser profesionales.

Mientras, los padres entrevistados parecen tenerlo claro. Cuentan que el desembolso para las lecciones no es diferente en la práctica a la inversión en tutores privados para ayudar a sus hijos a tener éxito en otras actividades, como el baloncesto o el ajedrez. [Wall Street Jornal]