Ocurrió el pasado viernes, en el bosque tropical de la isla de Marajó que se encuentra en la desembocadura del río Amazonas. A lo lejos se divisaba una manada de buitres sobre algo grande. Se trataba de una ballena jorobada muerta, todavía una cría, de aproximadamente ocho metros de largo.

La pregunta desde entonces busca respuesta: c√≥mo demonios lleg√≥ hasta all√≠ el animal. La ballena fue fotografiada y examinada posteriormente por diez bi√≥logos del Instituto Bicho D‚Äô√°gua y la Secretar√≠a Municipal de Salud, Saneamiento y Medio Ambiente (SEMMA). Seg√ļn ha explicado Renata Emin, una experta en mam√≠feros marinos:

Creemos que esta es una cr√≠a que pudo haber estado viajando con su madre y probablemente se perdi√≥ o se separ√≥ durante el ciclo migratorio. Todav√≠a no estamos seguros de c√≥mo aterriz√≥ aqu√≠, pero podr√≠a ser que la criatura estaba flotando cerca de la costa y la marea, que ha sido bastante considerable en los √ļltimos d√≠as, la recogi√≥ y la arroj√≥ tierra adentro, aunque es una hip√≥tesis.

Cuando los biólogos la examinaron se dieron cuenta de que no tenía heridas en su cuerpo, por tanto había pocas pistas para explicar cómo esta criatura terminó tan lejos del agua, sin mencionar su hábitat natural de verano. Para Emin:

Junto con esta asombrosa haza√Īa, nos sorprende lo que est√° haciendo una ballena jorobada en la costa norte de Brasil durante febrero porque esto es algo muy inusual.

Otra teoría que barajan los biólogos es que murió al ingerir residuos de plástico y su cadáver fue arrastrado a tierra por la marea. En los próximos días saldremos de dudas, momento en que se revelará la autopsia que se le está realizando en este momento. [Motherboard]