Avengers: Infinity War es exigente, desgarradora, estimulante, masiva y densa. La película requiere que los espectadores estén familiarizados con los eventos de las entregas anteriores más que cualquier otro film del universo de Marvel. Si cumples con este requisito la sentirás más gratificante y la disfrutarás más que ninguna otra película de superhéroes hasta ahora.

Advertisement

Dirigida por los hermanos Russo, los acontecimientos de Infinity War son puestos en marcha por un villano llamado Thanos (Josh Brolin), a quien ya habíamos visto fugazmente en varias películas anteriores. Thanos decide recorrer el universo con la intención de hacerse con las seis Piedras del Infinito que, según cree, le permitirán gobernar la galaxia.

Casi todos los héroes de las últimas 18 películas de Marvel intentarán impedirlo, incluyendo a Iron Man (Robert Downey Jr.), Capitán América (Chris Evans), Black Panther (Chadwick Boseman), Doctor Strange (Benedict Cumberbatch), los Guardianes de la Galaxia y muchos de sus héroes asociados.

Advertisement

Toda la trama depende no solo de saber lo que ocurrió en películas anteriores, sino también de estar conectados emocionalmente con todos esos personajes que llevamos años conociendo. Porque una vez que se pone en marcha, ya no se detiene. La película se sumerge por completo en la historia desde su primera toma, y no para durante las siguientes dos horas y media. Los personajes, las relaciones y la narración bombardean a la audiencia de manera brutal, mientras se desarrollan sus tantas secuencias de acción. O estás involucrado con los personajes y te importan, o no te involucrarás en lo absoluto con el film.

Si eres de los que se ha involucrado con la historia de los personajes durante estos 10 años, Infinity War te dará todo lo que quieres y mucho más: personajes que nunca imaginamos se iban a encontrar y relaciones que anhelamos ver por fin suceden. Pero rápidamente la película pone a prueba esos personajes y relaciones, al enfrentarse ante el villano más siniestro y formidable que ha existido, y deben realizar muchos cambios para poder tener la oportunidad de triunfar.

Thanos se roba el espectáculo.

Advertisement

En Infinity War, más allá de sus docenas de personajes, la historia se centra en Thanos. Es grande y malvado, sí, pero también ha sido humanizado de una forma que pocos villanos en el universo de Marvel habían logrado. Gracias a la actuación sorprendentemente buena de Josh Brolin al interpretar al Titán Loco, es muy fácil entender por qué está empeñado en matar a la mitad de habitantes del universo. A veces, incluso parece razonable, especialmente porque pasamos más tiempo con él que con la mayoría de los demás personajes de la película.

Su prominencia podría decepcionar a algunos de los fanáticos que seguramente esperan más de sus héroes favoritos, pero dado que hay tantos superhéroes en la película, ninguno de ellos realmente se destaca. Vision (Paul Bettany) y Scarlet Witch (Elizabeth Olsen) tienen un arco argumental pequeño, pero interesante. Bruce Banner (Mark Ruffalo) aparece poco, pero de manera efectiva. Okoye (Danai Gurira) y Black Widow (Scarlet Johansson) trabajan bien juntas. Por otro lado, el resto solo tienen uno o dos momentos importantes y, al avanzar la historia, se unen en algo aún más grande. Al final de todo, que la película esté más enfocada en Thanos aumenta las expectativas por los momentos en los que aparecerán los héroes.

Sin embargo, esto no significa que la película sean dos horas y media de Thanos. Todos los personajes de Marvel participan en varias misiones, lo que resulta en cinco o seis hilos narrativos que se desarrollan a lo largo de la película. Son muchas historias que contar, pero Infinity War logra estructurarse como si fuera un libro, con capítulos que comienzan pero no continúan sino hasta una hora después, o más tarde. Esto resulta en que algunas historias son más interesantes que otras y, en algunos casos, recibimos mucha información en poco tiempo.

Advertisement

Infinity War arrastra a algunos persones a mitad de la historia, pero poco a poco todos van comnfluyendo en un acto final sorprendente que ocupa casi un tercio de la película. Es, sencillamente, enorme, y está llena de acción y aún más emoción. Cuesta describir en palabras lo épica que es la conclusión de la película.

Vision y Scarlet Witch son dos de los mejores personajes en Infinity War.

Al final de Avengers: Infinity War, es difícil comprender todo lo que has visto, y es muy probable que comiences a hacer planes de volverla a ver mientras sales de la sala de cine. La tercera fase del universo de películas de Marvel no ha terminado (eso será en Avengers 4, que se estrenará en 2019), pero aún así está claro que todas las películas del universo de Marvel que hemos visto hasta ahora han conducido a Infinity War, y es un capítulo que los fanáticos nunca olvidarán.

Advertisement

Avengers: Infinity War se estrena el 27 de abril.