Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Huawei castiga a dos empleados que tuitearon desde un iPhone con una bajada de sueldo de $720

38.6K
18
Save
Foto: Gizmodo

La compañía de tecnología china Huawei envió un tuit durante el día de Año Nuevo deseando a sus seguidores un feliz 2019, pero muchos usuarios detectaron que el tuit había sido publicado desde un iPhone. ¿Por qué importa? Porque el iPhone es de Apple, el competidor estadounidense de Huawei. Ahora se dice que los empleados responsables del tuit han sido castigados.

Huawei envió una nota interna a sus empleados el 3 de enero que afirmaba que el incidente había “causado daños a la marca Huawei”, de acuerdo con Reuters. Al parecer, el equipo de redes sociales, administrado por la gigantesca empresa internacional de relaciones públicas Sapient, experimentó “problemas de VPN” con sus ordenadores de escritorio y tuvo que usar un teléfono móvil para tuitear. Twitter está bloqueado en China, por lo que incluso grandes empresas chinas como Huawei tienen que usar redes VPN que enrutan el tráfico a través de países con Internet abierto para tuitear.

Advertisement

Según Reuters, la circular explica que los empleados responsables fueron degradados y que sus salarios mensuales se redujeron en unos $720. No está claro cuánto dinero ganaban dichos empleados antes de ser degradados.

Twitter expone públicamente si has publicado un tuit desde la web o una aplicación móvil, así como el tipo de dispositivo que estás usando. Antes, solo herramientas como Tweetdeck mostraban de manera prominente esta información, pero la última actualización de la app móvil de Twitter ha hecho que el mensaje “enviado desde” sea más visible, como se puedes ver en esta captura de pantalla.

El polémico tuit enviado por el equipo de redes sociales de Huawei el día de Año Nuevo

El último miniescándalo de Huawei se produce después de varios escándalos de mayor envergadura en el mundo tecnológico impulsados ​​por la Nueva Guerra Fría entre Rusia, China y Corea del Norte, por un lado, y los Estados Unidos, el Reino Unido y otros países occidentales por el otro.

Advertisement

Meng Wanzhou, una alta ejecutiva de Huawei, fue arrestada en Canadá a solicitud del gobierno de los Estados Unidos el 1 de diciembre en relación con una violación de las sanciones contra Irán. El gobierno chino tomó represalias arrestando al menos a trece canadienses (ocho fueron liberados), y el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió ayer una advertencia contra los viajes a China por temor a que los estadounidenses sean arrestados sin ninguna razón real como represalias por la detención de Meng.

“Tenga mucho cuidado en China debido a la aplicación arbitraria de las leyes locales, así como a las restricciones especiales contra ciudadanos duales de Estados Unidos y China”, dice la advertencia del Departamento de Estado. “Las autoridades chinas pueden utilizar su amplia autoridad para prohibir que los ciudadanos estadounidenses abandonen China mediante el uso de prohibiciones de salida que a veces mantienen a los ciudadanos estadounidenses en China durante años”.

Advertisement

Las empresas chinas incluso ofrece descuentos por usar teléfonos de Huawei, y llevar productos de fabricación china se ha convertido en un punto de orgullo para algunas personas patriotas.

No hay un final a la vista para esta Nueva Guerra Fría, y la guerra comercial de Donald Trump con China tampoco ayuda. Las lentas ventas del iPhone en China hicieron que el mercado de valores cayera en picado ayer.

Advertisement

Pero hay razones para ser cautelosamente optimistas. Se espera que el Dow acabe más alto después de que el Ministerio de Comercio de China anunciara que habrá conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China en Pekín el 7 de enero.

Sí, hemos pasado antes por eso, pero tal vez puedan arreglar algo antes de que las cosas empeoren y el mundo entre en una situación económica verdaderamente mala. ¿Estoy pidiendo demasiado?

Advertisement

[Reuters via Mac Rumors]

Share This Story