Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Imágenes de absoluta locura cuando una tienda repone tarjetas gráficas de Nvidia

18.2K
19
Save

Una combinación de escasez de stock impulsada por la pandemia y la fascinación cada vez más espantosa del planeta por la criptominería hace que conseguir una tarjeta gráfica nueva sea difícil en estos momentos. Pero si preguntas qué tan difícil es, mira esta multitud a las puertas de una tienda Micro Center en Dallas y la histeria colectiva que se desata después.

Advertisement

El vídeo, capturado por PrestonALewis, dura 50 minutos, pero solo te interesarán los primeros cinco, más o menos, donde vemos una gran multitud en el parking de la tienda antes de que los empleados salgan a decirles que solo pueden comprar una tarjeta gráfica por familia.

“¿Habrá suficiente para todos nosotros?”

“¡No!”

Más tarde, cuando se abren las puertas (alrededor del minuto 3:55), se desata el caos.

¡Eso no parece muy seguro! Espero que otras tiendas, y esta misma en el futuro, puedan encontrar un método un poco más propicio para la seguridad de los clientes que tener a una masa de gente agitada apiñándose en un estacionamiento antes de comenzar a correr y chocar entre sí. No sé, tal vez sea mi ascendencia británica, pero ¿algún tipo de... cola?

Los últimos 12 meses han sido un infierno para los jugadores de PC que intentan actualizar sus equipos, ya que la escasez global de chips de silicio ha afectado a la producción de GPUs. Y luego, cuando las tarjetas encuentran su camino hacia el mercado, los cripto-mineros las acaban comprando, ya que necesitan su poder de procesamiento avanzado para seguir extrayendo su dinero de fantasía.

Esto no solo hace que sea difícil conseguir una tarjeta, sino que está disparando el precio de las tarjetas disponibles por las nubes, por lo que cualquier tarjeta gráfica que no esté siendo comprada por mineros o jugadores está siendo aprovechada por revendedores, que están tratando de vender las tarjetas por el doble e incluso el triple de su previo de venta recomendado.

Lo que realmente apesta es que no se espera que la escasez de chips de silicio termine pronto, ni tampoco la criptominería, por lo que no hay luz al final del túnel para cualquiera que solo quiera pagar el precio de minorista y jugar a juegos con gráficos mejores.