Imagen: HBO.

El final de Juego de Tronos fue agridulce para muchos fans. Sus últimos episodios se sintieron en gran parte apresurados, y muchos personajes tuvieron un final que algunos creen no ha sido digno. Lena Headey, la actriz que dio vida a Cersei Lannister, también confesó que desearía que Cersei hubiese tenido una muerte distinta.

En una entrevista con The Guardian, la actriz mencionó que no estaba feliz con la muerte de su personaje. De hecho, se sintió decepcionada. Cersei murió enterrada por las ruinas de la Fortaleza Roja en Desembarco del Rey, tras el ataque de Daenerys y su ejército, o mejor dicho, la masacre que la Reina Targaryen y su dragón ocasionaron en la capital de los Siete Reinos. No solo eso, Cersei murió abrazada a su hermano, Jaime, quien tras pasar varias temporadas intentando buscar redención de tantos errores terminó volviendo a su amor incestuoso en el último momento.

Según Headey, siempre sospechó que su personaje iba a morir e imaginaba cómo sería su final. ¿Un asesinato épico? ¿Alguna traición? No, simplemente le cayeron rocas en la cabeza.

“Hubiese querido tener una mejor muerte. […] Obviamente, uno sueña con su muerte. Porque en esta serie podías morir de cualquier forma imaginable. Así que me decepcionó, pero supongo que [los guionistas] no podían complacerlos a todos. Sin importar lo que hicieran, creo que siempre iba a haber alguna decepción”.

Advertisement

En otra entrevista Headey incluso mencionó haberse imagino morir apuñalada por la espada de Arya, algo que Maisie Williams, la actriz que interpretó a la joven Stark, también confesó hubiese querido haber matado a Cersei. Pero ya todos los deseos dan igual. El final de Juego de Tronos es el que vimos. Cersei murió cuando su castillo se derrumbó sobre ella, y Arya se aventuró a explorar el mundo en un barco tras una inútil aventura por Desembarco del Rey. [The Guardian vía AV Club]