Primero fue el módulo de comunicaciones que permitía tuitear a nuestro sufrido ficus. Ahora, un grupo de estudiantes de la Universidad Rutgers en Nueva Jersey han puesto en marcha la segunda fase para que el plan de dominación mundial trazado por las plantas de interior sea algo más que una fantasía en la febril mente de este humilde redactor.

Los responsables del proyecto Indaplant llaman a su creación Exoesqueleto para convertir las plantas en Faunaborgs. El nombre es muy optimista. Si eliminamos la literatura fantástica, lo que han inventado se parece más a una Aspiradora robot Roomba con varios tablet pegados. En esencia, el prototipo es capaz de detectar los rincones donde hay más luz y llevar a su pasajera vegetal hasta allí. El robot también es capaz de moverse esquivando obstáculos y de detectar fuentes de agua.

Todo el sistema est√° controlado desde una placa Arduino programada para saber las necesidades concretas de luz y humedad del tipo de planta que posemos sobre el invento.

Advertisement

Sus creadores aseguran que Indaplant es capaz de comunicarse con otros robots como √©l para indicarles d√≥nde pueden obtener nutrientes para sus plantas. Eso implica que en el futuro podr√≠amos convivir con un peque√Īo ej√©rcito de Faunaborgs pase√°ndose por nuestras casas en busca de agua y sol. Y yo que cre√≠a que los Furbys eran terror√≠ficos [V√≠a ExtremeTech]