Imagen: Gizmodo, Apple

¿Sabes lo que seguro que echamos en falta en las redes sociales? Influencers y anuncios. Y por suerte para nosotros, Instagram ha anunciado una nueva herramienta para crear un híbrido de los dos que aparecerá en tu feed. Tu Instagram estará más #patrocinado que nunca, baby.

Instagram escribió este martes en su blog que comenzará a probar una nueva forma para que los anunciantes lleguen mejor a su target a través de personas influyentes. Según Instagram, a través de este contenido de branded content, “las empresas tienen la oportunidad de contar sus historias de marca a través de los creadores, llegar a nuevas audiencias y medir el impacto”.

La publicación dijo que los anuncios, que se colarán en los feeds y en las historias de los usuarios, podrán llegar a audiencias que estén suscritas a la marca o al creador. Vale la pena señalar que los usuarios ya ven anuncios de marcas que no siguen, como te habrás dado cuenta. Sin embargo, al fusionar influencers con marcas que buscan aprovecharse de tu cuenta bancaria, estos anuncios de branded content parecerán más auténticos, según Liat Weingarten, vicepresidente de comunicaciones de la marca Old Navy.

“Estamos constantemente buscando formas más sofisticadas de anunciarnos como el Brand Content para ofrecer contenido a los compradores correctos, en lugar de simplemente lanzarlo al éter social”, dijo Weingarten en un comunicado. “La promoción de contenido directamente desde el influencer le otorga a la publicación mayor autenticidad que el nombre de la marca, y estamos viendo índices de participación significativamente más altos con esta estrategia”.

Advertisement

Imagen: Instagram

Instagram dijo que esta función ha sido una de las más solicitadas por las empresas. Bien por ellos, imagino. Pero esta actualización marca el último movimiento en un lento avance hacia la posible ruina de la aplicación.

Advertisement

Retrocedamos un poco. En 2012, Facebook compró Instagram por mil millones de dólares (aplastar la competencia o engullirlos). Al año siguiente, Instagram dijo que comenzaría a mostrar anuncios en foto y vídeo, y escribió en aquel momento que planeaba “comenzar lento” y “enfocarse en ofrecer una pequeña cantidad de fotos y vídeos de calidad de un puñado de marcas que ya son grandes miembros de la comunidad de Instagram”.

Esto, querido lector, no es la experiencia que muchos de nosotros nos encontramos hoy en nuestros feeds.

Advertisement

Lo que hace que Instagram sea (¿fuese?) divertido es, en cierto modo, lo que hace que otras redes sociales sean un infierno. Debido al formato, Instagram puede estar libre de gran parte de la toxicidad, el veneno, la desinformación o la basura que invaden Twitter o Facebook, siempre y cuando mantengas tu lista de ‘seguidos’ limpia. Ni siquiera tienes que estar conectado con personas o famosos que conozcas. Los temas o los hashtags pueden ayudar a dejar fuera el ruido y apostar por una experiencia relativamente agradable. Los anuncios solían ser algo mínimo. Hubo un momento en el que los influencers, si eres capaz de recordarlo, ni siquiera existían en Instagram (o en cualquier otro lugar).

Pero ahora, no solo los anuncios rozan lo excesivo —surgen después de cada tres o cuatros posts en tu feed o en tus Stories, según mi experiencia— sino que la mayoría no parece ser “tan natural como las fotos y vídeos que muchos de ellos publican”, como la compañía dijo inicialmente que serían. Yo no he venido aquí a cagarme en los influencers, pero no creo que la mayoría de los usuarios de Instagram estén especialmente contentos con tener más cosas mezcladas en su feed de las que ya se tragan con los influencers a los que siguen.

Advertisement

Además, ¿los influencers realmente necesitan tener más alcance? ¿En serio? Muchos incluencers son ya casi un anunciante en sí mismo. Y contrariamente a las opiniones de los ejecutivos, esta confluencia de dos formas distintas de marketing de marca no constituye una experiencia más “auténtica”. Es decir, vender productos y servicios a través de un influencer a quien los usuarios no les interesa seguir no hace que los anuncios de esa marca sean más aceptables.

Estos terribles cambios siguen lo que ya ha sido una época turbia en Instagram. Los cofundadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, se retiraron de la compañía el año pasado después de sus encontronazos con el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

Para ser justos, no existe una red social perfecta. Y no me malinterpretes, Instagram estaba lejos de ser estupenda antes de este último anuncio. Pero esto esta cerca de convertir a Instagram en pura basura. Muchas gracias a Zuckerberg, una vez más, por hacer esto posible.