Investigadores logran calcular el origen del meteorito que se estrelló en Rusia. Utilizando un software desarrollado por el Observatorio Naval de EE.UU., han calculado que su origen está en una familia de más de 9.700 asteroides conocidos como Asteroides Apolo, muy cercanos a la Tierra.