Photo: Alex Cranz (Gizmodo)

La noticia de que iOS 11.3 ‚ÄĒla versi√≥n m√°s reciente de iOS‚ÄĒ puede romper los iPhone 8 con pantallas reparadas por terceros tiene m√°s profundidad de la que pens√°bamos. Seg√ļn publica Engadget, ocurre desde iOS 11.1 y afecta tambi√©n al iPhone X, aunque la pantalla se sustituya por otra original.

¬ŅQu√© ocurre exactamente? Engadget hizo la prueba de intercambiar las pantallas de dos iPhone id√©nticos y comprob√≥ que el sistema operativo pasaba a desactivar el sensor de luz ambiental durante el proceso de arranque, lo que hac√≠a que dejara de ajustar el brillo autom√°ticamente. La √ļnica manera de evitar que esto ocurra es reemplazando la pantalla en un servicio t√©cnico autorizado por Apple, como el de las tiendas Apple.

Por ahora, la compa√Ī√≠a no aclara si es un fallo de software o una funci√≥n de seguridad implementada en los √ļltimos modelos de iPhone. Cuando los iPhone 5S con sensores Touch ID reparados por terceros empezaron a quedarse bloqueados (el famoso error 53), Apple argument√≥ que fallaban por motivos de seguridad; pero ahora hablamos de la pantalla, un componente que dif√≠cilmente podr√≠a exponer la privacidad del usuario.

Los servicios t√©cnicos no autorizados creen que este podr√≠a ser un nuevo paso por parte de Apple para controlar el proceso de reparaci√≥n. ‚ÄúLlevo esperando esto cinco a√Īos, desde el 5S‚ÄĚ, dijo un t√©cnico a Engadget, y a√Īadi√≥ que Apple podr√≠a estar usando el sensor de luz ambiental como una tentativa para vincular el hardware y la placa de forma que los iPhone reparados por terceros pierdan funcionalidad. ‚ÄúEs aterrador para m√≠‚ÄĚ.

Sin entrar en el debate de si es ético que Apple controle las reparaciones, la pantalla es un componente que se rompe con facilidad, y su sustitución no está cubierta por la garantía normal. Cambiar la pantalla de un iPhone X en una tienda Apple cuesta 279 dólares más tasas e impuestos.