Si la Kinect se ha llevado el crédito por dejarnos controlar videojuegos con el cuerpo, la compañía sueca Tobii intenta ahora que hagamos lo mismo con los ojos. Antes lo aplicó a ordenadores y otros equipos pero ahora cree que puede funcionar en entretenimiento. ¿Lo hace? De momento está muy lejos de ser perfecto, pero es un comienzo.

En el CES hemos podido probarlo y jugar al Deus Ex: Human Revolution, controlando el videojuego y los movimientos con los ojos. Tiene muchos fallos, pero se siente algo futurista. Por supuesto, es imposible jugar a un first-person-shooter *solo* con los ojos, sino que con ellos controlas ciertos aspectos de la experiencia. Por ejemplo, si parpadeas con un ojo puedes cambiar la vista del juego, si te echas hacia delante mientras estás a cubierto puedes echar un vistazo alrededor etc.

Una vez te acostumbras, la experiencia es buena si el sistema funciona, pero el aparato en tu cabeza que rastrea el movimiento es algo incómodo y defectuoso aún, y uno acaba agachándose o moviéndose por accidente. Debajo puedes ver una demostración de la compañía, aunque la realidad es eso, mucho más realista:

Hay que tener en cuenta que la situación en la que lo hemos probado no era la ideal: una sala hasta arriba de gente, ruido, hardware en desarrollo, un portátil que no era el más potente... Con todo en su sitio, el resultado es probablemente más cercano a lo que promete Tobii, pero aún así nos quedan dudas sobre el futuro de la idea.

Advertisement

La versión para consumidores del dispositivo de Tobii para jugar no saldrá a la venta hasta mediados de 2014, aunque no hay fecha ni precio concreto. Lo bueno es que en ese momento será compatible con muchos más juegos de los actuales Starcraft, WoW, Civ 5 y Deus Ex, que tampoco está mal. Hasta entonces es más una curiosidad que otra cosa, pero quizás dentro de un tiempo se convierta en palabras mayores.