Jeff Bezos quiere ser mucho más que el fundador de Amazon. Hace ya más de 15 años fundó Blue Origin, una compañía que quiere explotar el negocio de los vuelos espaciales privados. La firma acaba ahora de probar su primer cohete, llamado New Shepard. Y las imágenes de la prueba son espectaculares.

Blue Origin acaba de publicar imágenes del lanzamiento de prueba del cohete. En total, el aparato ascendió más de 93 kilómetros con una cápsula a bordo en la que, algún día, podrán viajar dentro varias personas. Al llegar a esa altura se produjo la separación del cohete de la cápsula, que comenzó a descender de vuelta a la Tierra. El cohete contaba también con un sistema para aterrizar de vuelta y ser recuperado, algo similar a lo que está intentando Space X, aunque a una escala menor, pero tampoco funcionó. “Se perdió presión en el sistema hidráulico en el descenso”, reconoce la compañía en un comunicado.

Debajo puedes ver un vídeo del lanzamiento e imágenes adicionales. ¿Quiere Bezos convertirse en el nuevo Musk? Eso parece. [vía Blue Origin]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)