Sí, iOS 8. Sabemos que Apple acaba de lanzar iOS 7.1, pero en 9to5Mac han tenido acceso a fuentes cercanas a la compañía, y todo apunta a que la versión 8.0 del sistema operativo para iPhone, iPod y iPad ya está en el horno, y estará enfocada en darle la vuelta a uno de los aspectos más criticados por los consumidores: los mapas.

En 2012, Apple se desligó del soporte de Google Maps en su aplicación de mapas para iOS 6. El resultado fue un software lleno de errores e imprecisiones cartográficas que le costó el puesto al entonces responsable de mapas, Scott Forsall.

Apple se disculpó públicamente y, desde entonces, trabaja para intentar devolverle a sus mapas el brillo de la era Google Maps. El estilo de los mapas se adaptó en iOS7, pero los cambios que se aproximan son más radicales. El primero es muy necesario: enriquecer la base de datos de la aplicación para que sea más completa y fiable. Apple ha comprado ya varias compañías vinculadas a esto como BroadMap, Embark o HopStop.

El segundo gran cambio será la incorporación de direcciones de tráfico en las calles y de información precisa sobre transporte público. Según las fuentes consultadas por 9to5Mac, la nueva aplicación de mapas permitirá al usuario moverse por distintas líneas de transporte público con más eficacia, o incluso programar viajes y transbordos a partir de una hora específica.

Advertisement

Finalmente, los Mapas de Apple buscan introducir los primeros atisbos de realidad aumentada mediante señalización de puntos de interés con la cámara del iPhone. La compañía patentó una tecnología relacionada con esto en 2011 (en la foto), pero se cree que aún es pronto como para ver esta aplicación completamente desarrollada en la próxima versión.

La realidad aumentada tiene un buen punto de integración con CarPlay. También se dice que Apple integrará en iOS 8 una nueva aplicación llamada Healhbook que permitirá llevar un registro más personalizado de la actividad física. Hasta que se confirme, habrá que tomar toda esta información con una pizca de escepticismo, aunque tenga su lógica. [vía 9to5Mac]