Foto: Búnker presidencial John F. Kennedy en Florida (Alan Diaz / AP Images).

A medida que la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos crece, también el miedo de las personas de todo el mundo. Muchos se preguntan si estaremos ante el inicio de una guerra nuclear, y por ello se están preparando comprando sus propios búnkeres anti bombas nucleares por hasta 100.000 dólares.

El negocio de los refugios nucleares está en alza, tanto así que durante las últimas semanas algunas compañías que se dedican a construirlos han recibido docenas de órdenes de compra desde todo el mundo. Personas en Estados Unidos, Japón y Europa se están preparando para el fin de los tiempos.

Según Ron Hubbard, presidente de la compañía Atlas Survival Shelters, asegura estar pasando uno de los mejores meses de su historia:

“Es una locura, nunca había visto algo así. Hemos vendido refugios en todo el país, incluyendo en Carolina del Norte, Tennessee, Texas, Oklahoma, Louisiana, Washington, Óregon, Arizona y muchos en California”.

Los precios de estos refugios van desde los 10.000 dólares hasta los 100.000 dólares, dependiendo de la capacidad de personas y otras comodidades. La idea es que los compradores entierren el refugio a unos 6 metros de profundidad, lo que les permitirá sobrevivir hasta un año allí, tiempo suficiente para que pase el efecto radioactivo de una explosión nuclear y para que las cucarachas muten hasta ser del tamaño de un perro.

Otras compañías han preferido crear complejos residenciales antinucleares en los que alquilan apartamentos por un precio de 25.000 dólares en Europa y Estados Unidos. En Japón, muchos también están comprando sus refugios a la espera de lo peor.

Advertisement

Mientras tanto, el presidente Trump y el Líder Supremo Kim Jong-Un continúan amenazándose con pruebas de misiles balísticos y palabras. Si quieres una solución más rápida existen refugios antibombas de lujo, el problema es que cada apartamento cuesta entre 2 y 3 millones de dólares. [vía TMZ / The Sacramento Bee]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.